sábado, 24 de septiembre de 2011

Viernes por la noche

Resulta curioso.
Hace unos días descubrí que en el blog están las estadísticas y que puedes comprobar si en un momento dado hay alguien visitando tu blog.
Ahora mismo hay cinco personas en mi última entrada y una en la penúltima.
No sé quienes sois pero me alegra que vengáis a visitarme, que os despierte interés lo que escribo.

En fin, estaba yo aquí pensando que Blogger debería cerrar los blogs por la noche para impedir que personas como yo se pongan a escribir a estas horas en lugar de dormir.

Acabo de ver una película de esas fáciles: "Sin compromiso". No está mal, en realidad no era tan fácil.

Surgen dos preguntas de ella:

1ª) ¿Los guapos escriben bien? (pregunta superficial donde las halla) y

2ª) ¿Elegimos el amor o él nos elige a nosotros?

Me voy a dormir aunque esta sea una noche de esas en las que después de una dura semana de trabajo, te apetece disfrutar el fin de semana, leer, ver una peli, meterte en Blogger sin prisas, contestar e-mails,.. tomarte un vaso de leche caliente y a dormir, que mañana tengo una cena con amigos y mil planes más.

8 comentarios:

Espera a la primavera, B... dijo...

1ª pregunta: Los guapos saben escribir bien, para mí eso ha sido una perdición en el pasado. Porque los guapos siguen siendo guapos y lo saben. La belleza es un cruel tirano.

2º respuesta a la primera pregunta: La tiranía no necesita belleza que la excuse. La tiranía vive por sí sola.

2ªpregunta. El amor es un virus, casi nunca es mortal (De hecho yo podría titular mi blog "Estornudaría por ella" pero no sería lo mismo). Como cualquier virus para que entre uno tiene que tener las defensas bajas. O que el virus sea indestructible... luego están los de transmisión sexual, por saliva... aunque casi siempre nos llegan por el aire.

Me gusta la nueva imagen del blog. Mucho mejor. Además, creo que así se puede leer mejor desde un smartphone.

Daltvila dijo...

Creo que has dado en el clavo cuando dices que el virus del amor ataca cuando tienes las defensas bajas. Es muy bueno, no el virus, sino tu idea. Pensándolo bien, el virus también es bueno, no lo son las infecciones bacterianas que puede desencadenar.

Me alegro de que te guste la nueva imagen, aunque no sé si va a ser la definitiva.

Por último, algo en relación a tu primera respuesta: No acabo de entenderla muy bien y me encantaría que me la aclararas un poquito.

Todo vino porque en la película, una de las actrices le dice al protagonista: " No sabía que escribieras tan bien¡Cómo eres tan guapo!"

Yo no tengo duda de que escribir bien o mal nada tiene que ver con la belleza, de hecho, hay varios Nobeles de Literatura muy atractivos.

Espera a la primavera, B... dijo...

Aclaración a mi primera respuesta a tu primera pregunta: En un mundo donde la imagen está sobrevalorada, o el self-marketing te lleva donde te puede llevar... conozco a varios autores cuya "belleza" les ha llevado a tener los "contactos" necesarios para que "rehagan" sus novelas. El atractivo no es en realidad, determinante en el talento, pero cuando no se tiene, sí.

Y no sigo porque me enredo.

Daltvila dijo...

Creo que te entiendo, aunque desconozco completamente el mundo de las editoriales.
Es bastante triste que puedan atender o tener en cuenta el físico en un mundo, el literario, en el que los lectores no se guían por el retrato de la contraportada sino por la escritura, disparándose en infinidad de ocasiones las ventas por las recomendaciones que hacemos unos a otros.

Deseo que tengas una buena semana, Toni

hEto dijo...

Joooder!! [JAJAJA] : En fin.

Marina dijo...

1) Dos palabras: Paul. Auster.

Supongo que a lo que se refería la de la película es a que solemos pensar que los guapos no tienen más atributos que ser guapos, porque les basta con eso para agradar. También da la sensación de que escribir es una cosa así como medio introvertida, y que los guapos están demasiado ocupados yendo a fiestas y teniendo sexo con gente.

Yo estoy de acuerdo con Toni: la belleza es una tirana. Los guapos tienen un poder que a veces no sé si saben controlar.

En cuanto a la segunda pregunta, pues no sé... es una combinación, supongo. Uno está (o no) abierto al amor, y luego el azar tiene que jugar su papel. Creo que el porcentaje de personas con las que tenemos química y seríamos compatibles para una relación es mucho mayor del que pensamos, y también creo que todo sería más fácil si la gente tuviera menos pajas mentales. Así que igual el amor es menos místico de lo que nos empeñamos en creer.

Ya paro, que me enrollo. Besitos. Ah, y a mí también me gusta mucho más el nuevo diseño :D

Daltvila dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Marina:

Paul Auster, forever

Besos para tí también

Mónica dijo...

Te gustó la película?