sábado, 16 de julio de 2011

EN EL DESIERTO DE PALABRAS (por fin)

Había escrito, no esto, algo parecido, hace unos días. Por supuesto, al no poder editarlo por problemas de mi blog, ya no es exactamente lo mismo.


Sin preámbulos, en el desierto de palabras,desde la lejanía en la que se hallabaquiso saber:
- ¿ Por qué me has elegido?
-  Me dijeron que eras el mejor y pienso que, dadas mis circunstancias, necesito al mejor.
- ¿ Nos habíamos visto antes?
Podría haber respondido que no, al fin y al cabo, aquella habría sido la respuesta más sencilla, menos comprometida, pero

- Creo que un par de veces.
- ¿Y qué te parecí?
 Silencio infinito.
La vida me estaba brindando una segunda oportunidad de escurrirme; sin embargo, mi voz se precipitó sin contar conmigo, me atropelló una vez más, como venía haciéndolo en las últimas semanas

- No me gustó tu modo de actuar...

Este mundo blogosférico no deja de sorprenderme. Parece ser que existen millones de blogs. Entre todos ellos, ignoro que me hizo decantarme desde el principio por un puñadito y, especialmente, por dos en concreto. En lo poco que llevo, siento (es algo intuitivo y visceral) que a través de la forma de escribir te acercas a la personalidad de los demás mucho más deprisa y de forma más precisa que con la palabra hablada a la hora de un café o de una cerveza.

8 comentarios:

Espera a la primavera, B... dijo...

Te doy la razón. Hay una barrera que no existe en cuanto lees a alguien por primera vez. Algunos blogs son el espejo del alma de quien los escribe pero también uno idealiza sin remedio a quien está detrás de las palabras.

las palabras sin alma sólo son una fila de hormigas.

Ten cuidado, pero ten suerte.

Daltvila dijo...

Espera a la primavera, no entiendo tu deseo para mi.

¿Por qué me dices que tengo que tener cuidado?

P.D. Acabo de darme cuenta de que está mal el reloj de mi blog y da la impresión de que nadie duerme en él.

fiorella dijo...

Mi saldo personal de la blogosfera es muy positivo. Sin dudas que como la vida misma,hay de todo y el tiempo ayuda a decantar. Pero entiendo lo que decís por que también las dos o tres certezas que tuve fueron una sintonía que dura años, amistad,reciprocidad,empatía. El cuidado al que se refiere Espera a la primavera, si no entiendo mal, es a algunas personas que no son lo que parecen ser cuando las leemos. Vuelvo al principio, como en la vida de a pie, un poco de cautela viene bien. Un beso

Amber dijo...

Estoy de acuerdo con Toni (ya sabes, Espera a la primavera), véte con cuidado y suerte, en el mejor de los sentidos.

Te lo digo con fundamento de causa, pues esa amable advertencia o consejo es muy cierta, y puede que no esté tan lejos de este tu blog, por su puesto que no me refiero a Toni.

Mi consejo es que no te crees muchas expectativas, que al principio es fácil. Te lo comento a raíz de mi maravillosa experiencia (de casi 15 meses) con mi blog, pero tb. amarga. Amarga en cuanto a mi se refiere, al haberme copiado (gente sin escrúpulos) mi blog entero, no sólo una vez, sino varias docenas de ellas. Pero ahora eso es algo que ya no me preocupa, pues por un lado tengo bloqueado mi blog para que no me lo puedan copiar (me suelo currar bastante las entradas, y fastidia que te copien y, además, ni que los plagiadores mencionen las fuentes de donde -- me copian--).
Hablo de ello en la última entrada de hoy y tb. en aquella que me comentaste.

Y si he reabierto el blog ha sido porque me lo han pedido un montón de mis fieles lectores, sólo tienes que leer mis tres últimos posts y sabrás de muy buena fuente a qué me refiero.

Suerte y prudencia (te recomiendo).

;)

En cualquier caso, es fascinante el mundo de los
blogs porque es igual de fascinante leer que escribir...
Y, para mí, escribir es tan importante como el aire que respiro.

Concluyendo, que igual te agobia mi hiper kilométrico comentario, te informo de que te "Sigo", pero lo hago en privado (Blogger da tb. esta opción) y lo hago en privado porque, lamentablemente y sin yo buscarlo, bastantes problemas me han dado algunos blogueros, ya sabes... intentar ligar y demás (y eso que yo jamás he dado pie a ello).

Amber dijo...

Otra cosita... Te pido disculpas de antemano por los error tipográficos, que no ortográficos, que, a veces, pueda darse en mis comentarios. Lo que pasa es que muchas veces comento directamente desde mi dispositivo móvil y éste, muchas veces, escribe lo que quiere.

Te invito a que sigas leyendo mi blog, pues intuyo es el tipo de textos que te gusta leer, y si no es así, vayan de antemano mis disculpas por el atrevimiento. Es simplemente que me gusta comunicar y transmitir y al hacerlo, transmitir belleza, o procurar transmitirla.

hEto dijo...

Y así es...

Si la gente fuéramos más sinceros y menos hipócritas -me incluyo porque obviamente yo también soy gente; si pertenezco o no a la banda de hipócritas tendrás que averiguarlo por ti misma- digo que… si todos fuéramos sinceros tu post no podía ser más acertado.

Pero lamentablemente...
Hay muchas personas que se/nos disfrazan/mos fuera de la época de carnavales. El porqué... por múltiples e infinitas razones.

Precisamente quienes te advierten son los que más deberían de callar.
Y sobre todo porque entre ellos no se pueden ni ver; pero ya ves... así son las cosas.

Ya sabes : dime de qué presumo y te diré de qué carezco.


Ya verás que hostia te pegas con quien precisamente menos lo esperas.
Y el Toni (menudo tolai) y la Amber (mejor ni calificarla); son los que primero se van a poner en evidencia.

Tiempo al tiempo.

Suerte, nena; la vas a necesitar. O por lo menos cúrate la herida antes de que te la produzcan.
Ya me lo agradecerás.

¿No te das cuenta que quien no se expresa claramente es porque algo tiene que ocultar?.


Un beso, cielo.






PD : Cuando tengas una mínima duda razonable; dispongo de la documentación necesaria para que puedas juzgar por ti misma.
Solo tienes que decírmelo.

hEto dijo...

Por cierto :

Esos mamarrachos que te digo, nunca se añadirán a la lista de tus seguidores; ellos piensan que eras demasiado poco para mezclarse contigo.
Y nada más lejos de su intención que los demás piensen que siguiéndote a ti se pondría a tu “altura”. Como si ellos estuvieran por encima de ti, ¿sabes?.

Eso sí : tanto Amber como el que no se ha enterado que siempre es primavera en el Corte Inglés... necesitan alimentar su ego y su autoestima engullendo tus comentarios y aumentando sus respectivas listas de seguidores.


Analiza un poco los comentarios que te han dejado y no te dejes cegar por luciérnagas camaleónicas.

Daltvila dijo...

¡Pero qué mal rollo!?!!!!¿¿??

Os lo pido, por favor: No quiero que esto se convierta en una pelea de patio de vecinos. Mantened vuestras diferencias al margen.
Pienso que todos obráis con la mejor de las intenciones pero siempre huyo de las situaciones tensas (es uno de mis defectos).

Besos a todos (por separado, claro)

P.D.I Ignoro si me he colado en una blogosfera literaria de calidad. De hacerlo, ha sido sin saberlo y sin esa intención. Escribo desde que aprendí a manejar el lápiz, primero pintaba historias, después escribía cuentos,...Nunca lo hice con ninguna pretensión de nada, es tan solo una vía de expresión de lo que siento, como una suerte de revulsivo que manejpo a mi antojo, saltándome seguro (algunos opinarán que de forma indecorosa) todas las buenas maneras de la escritura (¡Qué le voy a hacer, soy de ciencias puras!)
P.D. II.- A pesar de todo, lo que aparece de este punto hacia arriba, no va a variar por el momento la opinión que tengo de cada uno de vosotros.
P.D. III.- Si queréis añadir algo más a lo dicho, os ruego que lo hagáis vía e-mail y del modo más repetuoso posible.