jueves, 24 de noviembre de 2011

¿Por dónde empiezo?

¿Por dónde empiezo?

Hoy he ido al gimnasio a primera hora de la mañana, casi de madrugada, aún estaba oscuro, con la intención de comenzar el día cargada de endorfinas y porque empiezo a estar incómoda dentro de mis vaqueros y esa sensación de estar embutida no la soporto.
Como siempre, me organizo fatal.  Prepararlo todo, ropa, zapatos,champú,... bla, bla, bla... para arreglarme al acabar e irme directamente al trabajo, es una misión imposible. Me recuerda aquel anuncio en el que una mujer se veía incapaz de subir unas escaleras pues veía los peldaños como de un metro o más de altura.
No os voy a contar lo que he olvidado o he perdido por el camino porque me da vergüenza a pesar de que no nos conozcamos personalmente. Mientras yo andaba mareada busca que te busca, las demás estaban la mar de organizadas en el vestuario con sus bolsas perfectamente ordenadas. Una vez que terminaban de arreglarse, me preguntaba cómo era posible guardar en sus pequeñas bolsas aquel miniarmario que llevaban puesto. Yo, sin embargo, he tenido que salir hacia mi coche, medio disfrazada y hecha un espanto porque olvidé además de lo que no quiero contaros, el cepillo del pelo y el maquillaje (tampoco es que me maquille mucho pero lo justo para tener un aire más fresco y saludable, una cosa discretita digamos)...
Al llegar al coche, he abierto el maletero y he procedio a cambiarme las zapatillas por los botines de tacón para subir mi autoestima ocho centímetros aproximadamente. Antes he mirado a una lado y a otro para asegurarme de que nadie me veía y, de repente, de no se sabe dónde, un chico surge de la nada y me saluda con la cabeza con cara de "Tranquila, que yo no he visto nada".
A lo que iba, estoy agotada, me duele todo el cuerpo y no son agujetas, creo que me pasé por no ser menos al lado de mi compañera de setenta años, vecina de mi barrio, que cuando he irrumpido en la clase empezada de spinnig, me ha gritado: "¡Guapa!" y yo que quería pasar desapercibida, casi me la cargo. Me he colocado en la bici más alejada que estaba libre y he hecho la mitad de la mitad que los demás... Me he deshidratado. Por supuesto no llevaba ni agua y esa pequeña toalla que portaban todos sobre el manillar. Yo iba "a pelo", lo que me ponía aún más en evidencia.
Lo único que me ha salvado un poco y me ha animado a llegar al final, además de no pasar el apuro de lucirme por delante de todos para marcharme antes, ha sido que la monitora ha terminado con tres canciones de U2 aceleradas, pero de ellos, al fin y al cabo.

¡Qué cara no se me habrá quedado, que me han recomendado jalea real dos veces en el mismo día de hoy!

La otra opción para caber en mis vaqueros sería hacer dieta pero soy incapaz de renunciar al chocolate, a la tostada, ... Además lo del ejercicio físico es importante por la flexibilidad, etc. etc.

Puede que haya otras opciones.

Mañana creo que me daré un respiro.

21 comentarios:

De cenizas dijo...

¡Y si lo que cambias son los vaqueros? :)


besos

Ámber dijo...

¡Ja, ja, ja, ja! Me ha parecido un post explicado con mucho sentido del humor y capacidad enorme de autocrítica, cosa que admiro muchísimo. Eso es algo tremendamente positivo. Me ha gustado la particular manera en como describes ciertos hechos de y en tu vida.
:)
Te expresas de manera clara y natural, para nada con palabras o vocablos rimbombantes y mucha sinceridad en tus letras, me gusta.

Y lo de los gramos de más seguro que los pierdes antes de que haya acabado el año. A lo mejor (largos) paseos con tu perrita te puedan ayudar mucho.

Te deseo un muy buen finde y feliz San Viernes,

Ámber

Mónica dijo...

Nos has descrito con pelos y señales toda tu primera actuación del día.
Es una buena manera de empezar un día de otoño nublado (en mi ciudad por la mañana)
Yo voy a ir ahora a nadar un poquito y por supuesto no voy a ir maquillada al agua.
Y tengo que mirar a ver que pelicula echan...

Daltvila dijo...

De cenizas:

Con todo el respeto que me mereces, te digo

DE ESO, NI HABLAR!!!:)

Tengo que lograr caber de nuevo en mis vaqueros porque si no me queda otro remedio, no solo tendré que cambiar esta prenda sino todo mi vestuario y está la vida "mú achuchá"

Un abrazo y gracias por tu consejo sin ánimo de lucro.

Feliz fin de semana ( No sé por qué pero te imagino de excursión por un bosque con tu cámara ¡Qué envidia me das!)

Daltvila dijo...

Gracias Ámber por tu consejo!

Por cierto: ¿Cuánto te ha pagado mi perra?


*Voy a haceros caso a las dos, prometo intentarlo.

Un abrazo fuerte y que también tengas un fin de semana estupendo:)

Daltvila dijo...

Mónica: Te doy toda la razón, a pesar de los contratiempos, es una buena forma de empezar el día. Luego me lo agradezco a mi misma y hoy que no he ido, lo he echado a faltar.

Un abrazo muy fuerte y ÁNIMO !!! que eso ya casi está. Lo importante es que cada día estés mejor que el anterior y saborea la experiencia porque todo tiene un algo positivo.

el paseante dijo...

Me has recordado a la Meg Ryan de "French Kiss" :-)

Mónica dijo...

Me ha gustado tu segundo párrafo. Gracias.
Estoy aprendiendo a ser fuerte.

María dijo...

Hola DALTVILA bonita,

verás ayer te dejé unos mimos en casa de nuestro amigo HETO, pero ahora me he dicho... pues no Sr. se los merece en vivo y en directo, que ella lo ha hecho demasiadas veces y yo nunca te correspondo como me gustaría... voy peor que tu mil veces ... necesito 50 horas más al día para hacer tooodo lo que desearía, aquí en los blogs y fuera igual... así que si ves que no aparezco, dame de vez en cuando un toque... que tarde o temprano lo haré ¿Ok?


Verás, tal cual has descrito esta escena tuya... tal cual ando y voy yo... sólo nos diferencia una cosa jajajaja a mi sieeempre me falta peso, mis vaqueros se me caen siempre, sólo eso nos separa... porque el revoltijo de bolsa, el querer pasar desapercibida, el ir por la vida hecha un lío y demás... ¡¡iguaaaaaal!!


Jajaja el día que salgo de casa deseando no encontrarme con nadie... ese día ¡¡MEEENCUENTRO HASTA EL APUNTADOR QUE SALE DE DETRÁS DE UNA FAROLAAAAAAAAAAAA !! jajaja justo no me he colocado las cosas en mi cara y en mi cuerpo como a mi me gusta... lo mismo que a ti, me gusta ir maquillada sin pasarme, pero vaya... que soy coqueta ¡¡narices!! y a veces...¡¡buuufff!! a veces jajaja...


Dicho todo lo cual ¡¡guaaapa!! que sin verte segurísimo que lo eres , sobre tocones e incluso descalza...



Un beso requete gordito... ¡¡bieeennn!! atiborrado de calorías jajaja
Pero si son tan majas ellaaasss ... en invierno:-)



¡¡Aaahhh!! también meeencanta el chocolate... sobre todo el helado de chocolateeee jajaja




feliz domingo y semana próxima bonita.

Ana Laura dijo...

Uff, me has hecho sentir culpable, yo hace como un mes que no voy al gimnasio (yo hago hidrogym, que es la única gimnasia que tolero). Pero es que todo ese proceso que cuentas me agota también!!!!

Pero bueno, hay que hacerlo, no solo por los kilos sino por la salud (y estoy muuuuy pasada de peso y eso no es nada saludable).

No importa, te prometo que este lunes vuelvo a clase, fuiste el empujoncito que necesitaba para volver. Gracias!!!

Saludos y ya verás que para la próxima clase no te olvidas de nada :)

JValentina dijo...

Pues nada amiga..hay que cambiar el vestuario..
Yo soy de las que no van al gimnasio, prefiero una buena caminata sola y bucar rincones perdidos donde se encuentran mil cosas para admirar..
besos

Daltvila dijo...

Pero María,

¡´Cómo nos podemos parecer tanto y qué deberíamos hacer para no ir siempre como a punto de perder el metro!

Puede que la culpa la tenga el querer hacer tantísimas cosas y que nos interesen tantas.

Mientras encontramos una solución, te envio un abrazo también hipercalórico, con chocolate VALOR puro con almendras (* Mensaje para la marca, por si algún día llega a sus oídos y deciden recompensarme con una cesta de Navidad cargada con sus productos)

No te preocupes por no comentar siempre, te comprendo más que bien :)

Daltvila dijo...

Ana Laura:
Este fin de semana aún me duraban las agujetas. No entiendo cómo puede haber tanto apasionado del deporte pero todo sea por la SALUD y el BIENESTAR a largo plazo.

Un abrazo y que no decaigan nuestros buenos propósitos!!!

Daltvila dijo...

J Valentina: A mí también me gusta mucho pasear pero por falta de tiempo mis paseos cada vez son más breves, por eso pensé que quemar las calorías y soltar tensiones en un tiempo record y aprovechar para ducharme después en el gim sería buena idea...

Hoy, de todos modos, le hice caso a Ámber y me dí un buen paseo con mi perra.

Besos

commuter dijo...

A mi me da que el spinning es una salvajada cardiovascular y no me extrañaría que dentro de poco salga un estudio que lo desaconseje...
Como estamos en crisis se me ha acabado el gimnasio y ahora lo que hago es salir a andar, a paso de legionario, una horita, y te aseguro que funciona (cuando tienes constancia).
Y te ahorras tener que llevar todo el mamometro de mochila...
Y te da el sol en la cara en lugar de la luz artificial...

Pais secret dijo...

Hola, yo te aconsejaria lo mismo que Commuter. Pasear sin perder el compás además de sano no estresa, te da el sol cuando luce, tienes tiempo para pensar, para organizar el dia, para poner el cerebro a cero si te conviene. Y gratis, además.

Bon dia!

Daltvila dijo...

Allá que me voy ahora mismito, País Secret, que hoy ha salido aquí un precioso día de sol y mi perra ya está lloriqueando.
Tengo la impresión de que todos los de Bloguer nos vamos a hacer unos andarines y/o paseantes
(* ver El paseante blogspot..., ¿cómo se hace lo de los links?)

Un abrazo ;)

Daltvila dijo...

Commuter: Voy a empezar con media hora... Me cronometro


Besos

Mónica dijo...

Qué tal te fue el paseo?

Daltvila dijo...

Genial el paseo pero hoy no he podido. Voy de craneo. A ver mañana.
Espero que tú vayas mejor y disfrutes de la pisci,

Un abrazo:)

Mónica dijo...

Esto es lento y doloroso. Cuando dice el fisio cinco, cuatro, tres, dos, una y yo entonces digo ay, me dice venga las vocales ahora eh. pero luego me dice campeona...