viernes, 11 de noviembre de 2011

En busca de un encuentro perdido

Mañana quiero levantarme temprano, aunque sea sábado. Me gustaría darme un largo paseo por la playa, esta vez sola, sin mi perra.
Quiero ver el cielo ir cambiando de color y al sol ascender hasta que brille con tanta fuerza que todo lo vuelva plata.
Me da paz el mar al amanecer, esas aguas calmadas, diáfanas como folios en blanco anhelando que la tinta o el lápiz se apropien de ellos, les posean hasta hacerles despertar a la vida.
Quienes pasean a primera hora poco o nada tienen que ver con el resto. Sus rostros reflejan pensamientos en ebullición, tratando de acoplarse dentro de sus cabezas para que al regresar a casa, les resulte más sencillo continuar con sus existencias. Del paseo dependerá su transitar por la vida esa mañana, ese día.
Resulta curioso que, a esas horas, la gente suele pasear sola o, todo lo más, en compañia de sus perros.
Me pregunto qué ocurriría si en mi deambular despistado, absorta en mí, mirando el mar o la arena en busca de una concha o una caracola, de pronto, levantara la mirada y te encontrara. Aunque no lo sepas, muchas veces me he imaginado, te he imaginado, en encuentros casuales por una calle, en la playa, en esos paseos de árboles interminables,... Resulta curisoso que nunca nos hayamos tropezado, pese a que tengo la absoluta certeza de que tanto tú como yo nos buscamos constantemente, incansablemente, misteriosamente.

13 comentarios:

Mónica dijo...

Seguramente de ese paseo dependerá el resto del día, me gusta creer cosas así...

De cenizas dijo...

Qué bellos poemas debes escribir con tu mirada sobre las aguas de ese mar virgen del amanecer... seguro que algún día Él los leerá.


besos

Daltvila dijo...

A mí también Mónica, pero es importante saber cambiar el rumbo si las cosas se tuercen. Creo que tenemos la fuacultad, si no de cambiar, porque hay cosas que no podemos cambiar, si de verlas de otra manera.
Espero que estés ya recuperada.
Un abrazo:)

Daltvila dijo...

De cenizas: Eres un dulce, como tu perfil.

No sé si "él" los leerá, lo que es claro es que algunos sí los leeréis vosotros.

Un beso para tí y que pases un buen fin de semana:)

Mónica dijo...

Gracias Daltvila por acordarte de mi.
Esto va lento, pero ya me dijo el fisio que no me desmoralice que no lo voy a notar de un día para otro, que va muy lento...y paciencia.

el paseante dijo...

A veces bajo a la playa en invierno. Me siento en las rocas. Hay poca gente. La mayoría pasean en solitario dejando sus huellas en la arena. Siempre he pensado que buscan a esa persona con la que se cruzan pero con la que no intercambian ni un simple saludo con la cabeza.

PD: Me ha gustado mucho tu post.

Daltvila dijo...

Gracias Sr. Paseante. Me alegro mucho de que te haya gustado. Supongo que es un post intimista, como tú.
¿Qué crees que nos impide relacionarnos abiertamente con los demás?
Yo me he dado cuenta de que los paseantes de perros nos relacionamos más, gracias a ellos que no tienen ningún inconveniente en saludar, jugar y olerse mutuamente, aunque nosotros ni juguemos y, menos aún, nos olfateemos ¿Te imaginas que actuáramos como ellos?

Espera a la primavera, B... dijo...

Espero que encontraras lo que andabas buscando. Es bueno saber qué se busca y dónde. Hace tiempo que no veo el mar y eso que voy a Barcelona casi cada semana. Antes era distinto, buscaba el mar encerrado en los ojos de alguien distinto. Nadie mira a los ojos porque es una falta de educación, incluso una agresión.

Pero es imposible conocer a alguien sin mirarle a los ojos. Es más, a veces miras a los ojos a alguien durante años y eres incapaz de llegar a conocerle del todo.

Ya es lunes. El fin de semana ha quedado atrás, todo lo hecho ya es digno de convertirse en nostalgia.

Daltvila dijo...

Todavía no encontrado lo que ando buscando pero tengo la absoluta certeza de que lo hallaré.
Ahora bien, sí que no tengo la menor remota idea de DÓNDE ¿? Eso siempre es un misterio!, creo que las cosas siempre aparecen cuando menos las buscas y donde menos te esperas. Bueno, la verdad es que lo que acabo de escribir no es más que un tópico.

Houellebecq dijo...

Había una antigua canción de Morrissey "I know it,s gonna happen some day" que habla de ese posible encuentro con alguien que no se conoce pero se desea o se imagina. Lo que más se hace caminando es soñar con cosas así( a mí al menos me pasa). No solo caminas con los pasos también con la mente. Bonito post.

Daltvila dijo...

Houellebech:

Buscaré en cuanto pueda esta vieja canción, pues seguro que me gustará su letra.

¿Tú crees que todo el mundo sueña o solo algunos o solo en momentos en que no nos satisface plenamente lo que tenemos y desearíamos que alguien viniera a cambiarlo?

Annie dijo...

Daltvila recuerdo cuando soñaba como tú y me decía una familiar de mi ex: "Ay mija es que usted todavía está joven y llena de ilusiones" y yo me sonreía de soslayo...

Pero era verdad. Ahora que te leo, eso fue lo primero que se me vino a la mente. Cuando una tiene menos años todavía cree en encuentros casuales perfectos y en sueños que se realizaran tarde o temprano, pero lamentablemente la realidad generalmente no se corresponde con lo que una sueña...

Te deseo de corazón que tus sueños se realicen y ese encuentro mágico que anhelas algún día se produzca.

Bonito y poético post y sobre todo muchas gracias por la evocación...

Besos mágicos

Daltvila dijo...

Annie, pienso que la ilusión es algo que nunca se debe perder, al igual que la libertad.

Te agradezco mucho que hayas compartido aquí ese cachito de tu vida y me alegro de que te haya gustado este post.

Besos de Hada Madrina para tí:)