viernes, 21 de octubre de 2011

¿Respuestas sin preguntas o preguntas sin respuestas?

Al leer una novela, me gusta anotar las frases que me hacen reflexionar o que me llegan por cualquier motivo indeterminado y diferente cada vez. Normalmente, suelo extraer como mucho unas cinco o siete.
Ahora estoy leyendo un libro que me han prestado. Se llama "Operación Gladio" y es de Benjamín Prado. Nunca había leído nada de él pero me está gustando bastante.
Mi amiga, al dejármelo, me dijo:

" Es de esos libros que resultan fáciles de leer y que no puedes parar de leerlos".

Llevo como una décima parte leída y ya he contado diez frases anotadas. Quería compartir con vosotros dos de ellas:

Primera.- "Se sentía deprimida, como todas las personas que tienen que elegir entre dos malas opciones"...

Ya os podéis imaginar la razón por la que está entre las escogidas.

Segunda.- " Las parejas son como los números impares: si las divides para ver qué hay dentro, el resultado nunca es una cifra redonda, sino que está lleno de decimales, de inexactitudes"...

Me pregunto por qué es así: porque siempre hay uno que ha de ceder y otro dominante, porque cada uno de ellos deja de ser el que era, iendo a parar a un agujero negro una cifra infenitesimal de sí mismo pero que era precisamente la que guardaba su auténtica esencia,...

2 comentarios:

Mónica dijo...

oye dice algo de los números pares?

Ámber dijo...

Interesante planteamiento. Muy certero.

Yo diría que, más, bien hay preguntas que no tienen respuestas, por mucho que les demos vueltas.

Y sí, sí que nos lo imaginamos, ya que recuerda aquello de que "La realidad supera a la ficción", con lo cual escribimos sin distorsionar ciertas realidades, que no todas.

¡Qué tengas un ESTUPENDO sábado!

Besísimos.