miércoles, 12 de octubre de 2011

Noche cálida

Rumor de conversación de despedida en la noche.
Sed de agua fresca.
Brindis por tu presentación de mañana.
Amnesia de mi mañana.
Brindis por tí, porque te queremos.
Luna llena marcando su camino de plata.
Mar tranquilo, mar de sonrisas.
Tiramisú compartido.
Noche cálida y pacífica.
Ladrones del estío.
Añoranza adelantada.
Temor a perdernos.



Temor a perdernos.
Temor al mañana.

9 comentarios:

Ámber dijo...

Noche cálida augura un después, un día maravilloso..., como hoy. Seguro que lo es tanto para ti como lo está siendo para mí.

Me alegro mucho por el brindis a todo eso que dices y a la luna darle las gracias por indicarnos su camino de plata (y estaño, que diría Federico Gª. Lorca).

Compartir, esa es la clave, creo yo.

Besísimos, co-Jefa y Reina,

Ámber (el pececito).

Daltvila dijo...

Compartir es la clave porque es un verbo que nunca va solo, siempre va con alguien.

Gracias por comentar este parto mío de anoche.

Un abrazo muy fuerte, Ámber.

De cenizas dijo...

No hay temor cuando se acepta la muerte como la única certeza.
"¿Serás amor un largo adiós que no se acaba?" P.Salinas

¿Daltvila ya más tranquila pese a este otoño extraño?


besos

Daltvila dijo...

No sé si más tranquila, De C. . Solo te puedo decir que hoy fui a comprar al mercado y que he cocinado mucho. En mí esto tan profano no deja de ser una buena señal.

Gracias por escribirme y

tambíén te envío besos

Mónica dijo...

Luna llena en el cielo de hoy...

fiorella dijo...

Brindar por el querer ...es un brindis por la vida y lo que nos trae.Un beso

María dijo...

¿Sabes lo que me ha sugerido este precioso poema tuyo DATVILA?

Una noche preciosa, tranquila a la luz de una luna tan mágica como por ejemplo tuvimos ayer, conversando a gusto con alguien mientras por dentro las mariposas del nerviosismo revolotean por lo que iba/va a ocurrir hoy... que espero salga de maravilla sea lo que sea.


Un besito y mil gracias por tus palabras en mi blog...


Que tu día sea tan mágico como una noche de luna, pero con sol:))

Daltvila dijo...

Mónica:

---y continúa esa Luna llena preciosa...aquí formando cuadros con las nubes que se pasean delante de Ella.

Besos, Mónica

* ¿Ya recuperada del todo?

Fiorella:

Los brindis, los de verdad, siempre me gustaron por la esperanza en los ojos y porque todos sonreimos al chocar nuestras copas, nunca falla, fíjate y verás. En una buena cena que se precie no puede faltar, al menos, un brindis.

Gracias por tus palabras. Transmites tranquilidad y confianza.

Un abrazo muy fuerte y que tu fin de semana sea divertido y especial.

María:

Es curioso porque preciasamente el amigo por quien brindamos, en un momento de la cena, dijo precisamente lo de las mariposas de nerviosismo que iba sintiendo por momentos.

Al final el día tuvo algo de mágico, pese a los peses.

Besos y también te deseo un fin de semana tranquilo y feliz o no tan tranquilo, de esos de no parar de hacer cosas, de los que te dejan el domingo por la noche en el sofá con la sonrisa puesta :)

Mónica dijo...

no