martes, 5 de noviembre de 2013

"No me pidas que no piense en voz alta por mi bien..."






Necesitaba llevar una foto para hacerme el carnet y como siempre ando falta de tiempo, rebusqué en el cajón del escritorio y encontré un sobrecito en el que guardo fotos de carnet que me sobraron de otras épocas, de hace años. Lo cierto es que nunca me había fijado en ellas pero hoy me ha dado por detenerme a mirarme, sobre todo, la mirada y sabéis? .... No me reconozco en ellas. Repaso mentalmente los momentos de mi vida en que acudí a hacérmelas y creo que no me sentía como muestran mis ojos o quizás sí o incluso puede que peor aún.
En cualquier caso, no consigo bucear hasta la que soy hoy que no es otra que la que siempre fui y que dejé de ser durante tantos años.

Reconciliarte contigo mismo (a) es una sensación tremendamente agradable, es sentirte como en casa, incluso en tu casa.

No quiero volver a perderme y no me perderé. Tengo mi interior lleno de miguitas de pan ;)...
Y tampoco quiero que nadie se pierda por mí.

Y todo esto porque hoy al llegar a casa después de entregar esa foto de esa desconocida de otros años me puse un CD de Serrat y volví a escuchar su



10 comentarios:

Espera a la primavera, B... dijo...

Ves? En cambio, a pesar no haberte visto nunca, yo reconocería tu forma de escribir aunque pasaran años, porque aunque no lo creas, la forma con que miras el mundo desde aquí... esa no cambia nunca.

O al menos no me gustaría que cambiase.

Besos

S. dijo...

Creo que nadie que esté en su sano juicio se pierde del todo. Tu desde luego lo estás así que las miguitas funcionarán tarde o temprano. Es sólo una situación temporal en la que todo se ha oscurecido algo, no hay más que ver el fondo del blog. Sólo eso y la impresión de verte diferente en una foto que tal vez no sea real, sólo una impresión subjetiva. Besos.

María dijo...

"...Niiiini que me suba a un taburete
si quieres, probaré a crecer.
Es insufrible ver que lloras
y yo no tengo nada que hacer.

Cuéntale a tu corazón
que existe siempre una razón
escondida en cada gesto.
Del derecho y del revés,
uno sólo es lo que es
y anda siempre con lo puesto.

Nunca es triste la verdad
lo que no tiene es remedio"

.... Mmmmm cómo me gusta este tema...de siempre y para sieempre, graaciaaaass DALT.


Hoy cielo, eres la segunda persona a la que le leo que fue otra diferente a quien es en realidad por culpa de alguien, solo que tú cielo, ya has vuelto a ser quien solías y ...¿sabes qué? eso es lo importante y... me alegro muchísimo por ti.


Meeencanta quien eres... no te subas a ningún taburete jamás, se te ve desde abajo altísima:))


Muaaaaaaaaaaaaakss inmeeenso.

Daltvila dijo...

Qué bonito lo que me has dicho. Te lo agradezco de corazón. No voy a cambiar, si acaso a mejor.
Besos y que tengas un buenísimo fin de semana

Daltvila dijo...

Estoy en mi sano juicio S.? Supongo que sí, puede que demasiado. Deberíamos pasar de la razón para ciertas cosas, ser capaces de relajarnos y olvidar nuestros problema.
Estoy bien, como dices, solo se ha oscurecido la pantalla ;)
Gracias
Besos

Daltvila dijo...

Tú tampoco te subas, eh?!
Si acaso unos tacones ;)

Nunca te han dicho que eres un Sol?

Muchos besos y Feliz Finde!

Sicilia dijo...

Remedio como bien sabes claro que tiene...
lo único que no lo tiene es la muerte.
Es más, tú has sabido volver a vivir.

No se preocupe signorina, Unas leves ojeras sientan de maravilla en las mujeres. Al menos me parecen sexys..

Ejem..
Besos

Sicilia



Daltvila dijo...

Es Vd. maravilloso Signorino. Hasta ve sexis las ojeras 00

Tienes razón en que todo puede tener remedio si nos lo proponemos :)

Besos también para ti (míos, eso sí) y espero que estés disfrutando del fin de semana!

ñOCO Le bOLO dijo...


Tal vez ninguno nos reconozcamos en esas fotos. Yo quisiera encontrar en ellas al niño que siempre está allí.
Tal vez sea la música una solución. Ella estructura nuestro tiempo y nos devuelve imágenes más nítidas.

· saludos

· CR · & · LMA ·


el paseante dijo...

También tengo un sobre con fotografías carnet de otros tiempos. Ahora soy distinto que en esas imágenes, pero esa persona que aparece en ellas me ha ayudado a ser como soy ahora.