miércoles, 17 de julio de 2013

"La delicadeza"



...
Al abrir la puerta de su casa, vio a su mujer sentada ante el televisor. Nadie habría podido adivinar que, en un pasado, una suerte de frenesí sexual había animado a Laurence. Se iba adecuando, lenta pero segura, al prototipo de burguesa depresiva. Extrañamente, esa imagen no afectó a Charles. Avanzó despacio hacia el televisor y lo apagó. Su mujer protestó, sin mucha convicción. Se acercó a ella y la agarró con firmeza del brazo. Ella quiso reaccionar, pero de su boca no salió sonido alguno. En el fondo, había soñado con ese momento, había soñado con que su marido la tocara, ....


Extraído de la novela  LA DELICADEZA, de David Foekinos.






Hará un año que quise ver la película "La delicadeza". No me gusta ir sola al cine y no encontraba a nadie que quisiera acompañarme a ver esta película. Por fin logré convencer a una amiga. Quedamos con la idea de ir a la última sesión. Quedamos pronto y ella propuso que antes nos pasaramos por el restaurante de un conocido a picar algo acompañado de una copa de vino. Acabamos charlando con él en una mesita en la terraza más de dos horas. Era el último día para verla y me la perdí. Fue una velada bonita, de esas que se recuerdan.

...

Hace unas semanas en ese ritual mío de repasarme los libros y los CDs en Carrefour antes de lanzarme con el carrito a hacer la macrocompra, descubrí la novela en edición de bolsillo. Se ha convertido en uno de mis tesoros cuando llevaba un año bastante desmotivada con la lectura. Completamente aconsejable. Es de esos textos que se te hacen cercanos, lleno de esperanza.Un placer descubrir a este escritor.

9 comentarios:

Zavala dijo...

No lo conocía.
Ahora sí.
Me lo apunto. Muchas gracias. Un beso.

Saramaga dijo...

Pues me alegra q una gdan velada te llevase a leer el libro antes de ver la peli (la cual te recomiendo que veas ahora que ya lo has leido).
Sin duda es una historia distinta y q te hace sentir... Eso si, confieso q desde que lo lei nunca leo un libro mientras mi chico sale a correr...
Besos

Daltvila dijo...

No te defraudará nada Zavala, estoy segura. Ya me dirás...

Besos

Daltvila dijo...

Me he alegrado de no haber visto la peli previamente. No habría podido evitar imaginarme a los personajes a la manera de la pantalla.

Se te quedan para siempre ciertas cosas, verdad Saramaga?

Qué dulzura!

Besos

S. dijo...

A mí me sorprendió al película ya que no había leído el libro. Que la historia de amor fuera menos típica que las americanas y realmente viese momentos de gran delicadeza francesa en ella. Después de ver la película veo por blogs que hay gente que descubre el libro antes. Qué suerte. Ese es el camino adecuado. Primero la novela y luego si apetece, el cine.
Yo no tuve problema con lo de la compañía porque prefiero ir solo al cine,ja,ja

Daltvila dijo...

Eso te pasa por preferir ir solo al cine ;)

Estoy deseando ver la peli. El cine francés se sale de lo habitual y para mí, siempre me resulta muy interesante y con guiones geniales.
En este caso la novela es llevada al cine por el autor y su hermano, con lo cual debe ser buena, sí o sí Estgoy pensando leer más de él. Ya os contaré...

Besos cinéfilo solitario :)

Sicilia dijo...

A mí las francesas me han encantado siempre...

y si me siento con un Martini, me la cuenta signroina, le prestaré toda mi atención..

Un piacere

Beso

Sicilia

Daltvila dijo...

Las novelas francesas?
Las películas francesas?
Las francesas?

Alguien me dijo que era una gran contadora de películas :D

El Martini corre de tu cuenta, aunque a mí ahora en verano me apetece más un mojito...

Besos

el paseante dijo...

Mañana me pillo un carrito de compra en el Carrefour :-) Tendré en cuenta tu recomendación.