jueves, 27 de junio de 2013

60 minutos de regalo

Son las 17.30 horas...
Llego aquí corriendo, como siempre, soportando el ruido del tráfico estival. Esa moto al adelantarme, parecía como si se hubiese colado por la ventarilla y hubiera comenzado a rodar sobre mi oreja izquierda.

El calor empieza a ser pastoso, pesado y húmedo y ni el aire acondicionado de mi coche es tan eficaz y confortable para hacerme cerrar la ventanilla ni el aire que entra de fuera contribuye a aliviarme.


Aquí el día me regala 60 minutos completos, plenos de principio a fin. El silencio es limpio y fresco y sobre él, como si de un telón inmaculado se tratase, el sonido de los instrumentos se entremezcla y pese a venir de diferentes salas, construye en la atmósfera una precisa y magnífica banda sonora de relax.

Leo una novela que dejé abandonada en la página 57 una fría noche de invierno en mi mesilla. Durante ese tiempo tan solo la tomé en mis manos cuando tocaba arreglar la habitación, dormitando apilada sobre esa columna de libros que antes corrieron su misma suerte. Este año apenas he leído, ¿será por eso que noto ese hueco en mi interior? A algunos las palabras nos sirven como complemento alimenticio.

Los párpados se me cierran.. Me pregunto si seré más fiera de lo que creo conforme la música me sigue amansando. Suerte que las sillas son incómodas y mis cabezadas duran escasos segundos..

Otros matan el tiempo con su ordenador portátil o corrigen exámenes o leen... Aquí nadie mira su teléfono..


"... en cuanto tienen oportunidad hablan de sí mismos con una sinceridad pasmosa. Suelen decir frases del tipo: "Yo parezco tonto de tan franco y sincero que soy", o "Soy muy sensible y me manejo muy mal en este mundo", o "Yo le leo el pensamiento a la gente". Pero he visto innumerables veces cómo personas "sensibles" herían sin más los sentimientos ajenos. He visto a personas "francas y sinceras"esgrimir sin darse cuenta las excusas que más les convenían. He visto cómo personas que "le leían el pensamiento a la gente"eran engañadas por los halagos más burdos..." (Sputnik, mi amor, HARUKI MURAKAMI, mi novela abandonada en invierno).



Puede que me pase como al protagonista, conforme va pasando mi vida me cuesta más definirme. No sé si es porque me conozco menos o porque a fuerza de tratar de no juzgar a los demás, he dejado de juzgarme a mí misma o ...

14 comentarios:

el paseante dijo...

Cuesta definir a una persona con palabras. A veces somos egoístas, otras altruistas. O nos mostramos introspectivos y al rato nos convertimos en los reyes de la fiesta... Somos nosotros y nuestras circunstancias...

Me alegra que hayas tomado el libro no sólo para sacarle el polvo. Si tienes ganas de leer es que tienes ganas de verano.

Temujin dijo...

La pureza solo existe en los textos y los pensamientos. Somos una amalgama de contaminaciones y purezas, nadie es perfecto, afortunadamente, porque ser perfecto tiene que ser muy aburrido.

S. dijo...

Yo desde luego no podría soportar mucho tiempo sin leer, el vacío sería real. En mi dieta habitual los libros son parte fundamental. Sobre ese de Murakami en especial no sé nada. Sí se que con el tiempo sabemos menos y nos volvemos más humildes en ese sentido. Saludos.

Zavala dijo...

Yo también leí esa novela, pero sólo recuerdo eso, que la leí y supongo que me gustaría porque luego leí otras del mismo autor, si no, no lo hubiera hecho, esa fue la primera, y la última que leí de él me pareció bastante mala, iba sobre su afición a correr maratones. Considero que se sitúa en el límite inferior de la calidad, cercano ya al mainstream, pero me gusta el exotismo de Tokio(blues), las peculiaridades de su cultura. Yo leo todos los días del año, aunque sólo sean unas páginas.
Y el que no lo haga es un boludo, peor para él, porque es uno de los mayores placeres que tenemos a nuestro alcance, como decía Federico Luppi en Martín H.

Un beso Dalt.

Zavala dijo...

Yo también leí esa novela, pero sólo recuerdo eso, que la leí y supongo que me gustaría porque luego leí otras del mismo autor, si no, no lo hubiera hecho, esa fue la primera, y la última que leí de él me pareció bastante mala, iba sobre su afición a correr maratones. Considero que se sitúa en el límite inferior de la calidad, cercano ya al mainstream, pero me gusta el exotismo de Tokio(blues), las peculiaridades de su cultura. Yo leo todos los días del año, aunque sólo sean unas páginas.
Y el que no lo haga es un boludo, peor para él, porque es uno de los mayores placeres que tenemos a nuestro alcance, como decía Federico Luppi en Martín H.

Un beso Dalt.

Zavala dijo...

No hay dos sin tres!! jajaja

Pido disculpas..

Daltvila dijo...

Más que de verano, Paseante, tengo ganas de salir de la rutina, de desconectar de todo lo que implica obligacíón...
Reconozco que tampoco he sabido escoger muy bien los libros este año, porque si hubiera sido como el de Benedetti, fijo que me habría enganchado.

Somos una mezcla, sí, pero en unos prevalecen más unos ingredientes que otros.

Deseo que pases un buen verano, fijo que lo será porque lo empezaste muy bien :)

Besos

Daltvila dijo...

Veo que coincides con Paseante..

Cuando leo eso de que sería aburrido me vienen a la cabeza Homer y Flanders y.... Uhmmmmm....

pues va a ser que sí.

Feliz verano!!!

Daltvila dijo...

Te imagino un devorador de libros:D

Aprovecho para pedirte que me recomiendes alguno para el verano, quiero que sea realmente bueno, eh!? que no sea triste, que sea fresco...

Besos

Daltvila dijo...

... Ah, S.!

Aprovecho que contesto a nuestro Zavala y dado que él menciona Tokios Blues, para decirte que no puedes dejar de leer esta novela, es de las que se te quedan dentro para siempre. La de Sputnik... es más flojilla aunque tampoco te deja indiferente, como ves.

Qué bueno Federico Luppi!
Vi esa peli hace un siglo y creo que me gustaría volver a verla. Gracias por recordármela :)

Feliz verano!!! (este año dicen que menos caluroso, menos mal!)

María dijo...

Como llego un poquito tarde, te regalo 30 minutos más a tus 60 minutos...

90 minutos para ti , mi querida DALT :))

( no sé, me he acordado de este tema en cuanto he leído tu título aunque no tenga nada que ver y aunque sea un poco moñas jajaja aun así, espero que te guste:-)

Yo...hace mucho que paso de definirme, tengo asumido que soy un revoltijo.. como casi todos. Como tú intento no juzgar a nadie...me quedo con lo que me gusta y olvido lo que no... es lo único que intento.

Disfruta muucho, muucho este finde... que dure lo más posible preciosa.

Muaaaaaakss!! a montones en este día azul brillante de sol... Mmmmm si es que a mi me pone contenta solo ver los días así de bonitos xD!!

Sicilia dijo...

Tiene ese puntito Chill Out que me encanta signorina
Junto a su gusto por lo japonés y sus momentos "ZEN"

Cuándo y cómo saca esa fiera interior?

Todos juzgamos de alguna manera, incuso sentenciamos.

Mi objetivo es consentirme todo y mimarme, lo que opinen los demás de mi. "Si no está en mis manos"..

Como decía un amigo: -Que chorra más da-.

Como dice Temu, no somos perfectos

Un piacere signorina
besos con ronroneo

Sicilia

Saramaga dijo...

Sputnik novela es quizá la novela más sencilla que he leído de Murakami.. pero como siempre.. con muchas reflexiones que te hacen pensar.
Aunque a veces mejor no pensar mucho! jajaja

Besos!

Daltvila dijo...

Gracias María, Sicilia y Saramaga por vuestros comentarios y perdonadme por no haber contestado antes. He estado un par de semanas desconectada y ahora que he vuelto, sabéis? me dan ganas de volver a irme de vacaciones :(

Espero que estéis pasando un buen verano!

Besos