jueves, 13 de junio de 2013

Aprendiendo a discernir



- ¡Es que soy así!...
- Vete a la mierda!


El contenido de estas frases, pese a su apariencia, una vez ponderado resulta ser directamente proporcional y completamente equilibrado.
No lo sería si a la primera afirmación tan manida, le siguiera el pensamiento siguiente:

"Es verdad, debo aceptarle como es...Al menos siempre ha sido sincero..."

Esa, de ser, sería una reacción absolutamente errónea, hazme caso.
Esa es la reacción que se construye desde el denominado "apego" que se traduciría como amor mal entendido o como "Cómo estoy tan colgada en este momento de mi vida, me trago cualquier chorrada que me quieran contar"o...

Y eso es seriamente perjudicial para una vida sana y saludable.





- De nada.

18 comentarios:

Temujin dijo...

Vete a la mierda, he ahí un pensamiento profundo y consistente...

Temujin dijo...

Vete a la mierda, he ahí un pensamiento profundo y consistente...

Temujin dijo...

Y por duplicado más aun, disculpas..

Daltvila dijo...

Suena fatal, si duda alguna Temu....
Pretende sonar rotundo y sin vuelta atrás y pretende sonar también desagradable y maleducado.

Realmente viene a ser un punto y final.


“Buscate otro perro que te ladre princesa..."
Como canta Sabina


Disculpas aceptadas :)

S. dijo...

Con o sin el "vete a la mierda", romper un apego enfermizo es la única opción deseable. Cuando la gente dice "es que soy así" tienen razón a decirlo pero los demás tenemos derecho a ser como somos y abandonarles por no gustarnos la gente "así". No podemos cambiar a las personas pero sí podemos esquivarlas. Interesante post.
Saludos.

María dijo...

Ante la contundencia y claridad de tu clase mi querida DALT, nada queda que añadir más que desear que estés bien preciosa... a veces, ser profe es muy duro, pero sí cielo...por difícil que sea, la salud ante todo.



Montones de besos DALT

Nuri a dijo...

Me gusta! A veces hay que ser rotunda. Y la frase de Sabina...

Besos!

j. dijo...

Bueno, aceptar las cosas -y las personas- tal y como son, no está reñido con mandarlas a la mierda cuando toca.

A la mierdaaaaaa!

Ja, ja, ja.

Sí, cuando toca es imprescindible. Es incluso el colmo de la compasión. Eso y un buen estacazo. De esta manera se abre una puerta para el despertar, o simplemente para que no nos salga una úlcera ja, ja, ja.

Muaksss!

el paseante dijo...

Cada persona es como es, Daltvila. Y hay que aceptarla o rechazarla en su condición. Hace falta paciencia para encontrar al individuo adecuado que reúna todo los requisitos en ese proceso de selección para formar parte de nuestra vida. Pero, si tienes prisas, te quedas con el primero que pasa (nos sucede a todos).

Daltvila dijo...

Gracias S.
Estoy de acuerdo contigo en que no podemos cambiar a las personas, a estas alturas de mi vida, tengo matrícula de honor y algun que otro master en la materia.

Besos

Daltvila dijo...

Ser profe supone haber aprendido antes la lección y en ciertos temas preferiría ser una ignorante ;)
Gracias María

Un millón de besos y Feliz SEMANA

Daltvila dijo...

Esto de ser rotunda es complicado....
Trato de convencerme a mi misma.

Muchos besos y una cantidad industrial de valor :)

Daltvila dijo...

Creo que me estoy haciendo mayor J, cada vez me cuesta más aceptar, respeto pero no quiero aguantar.

Muchos besos :D

Daltvila dijo...

Me consuela eso de que nos sucede a todos....solo un poquito ;)

Besos

Sicilia dijo...

Está bien signorina?

Hay que ser rotunda con la gente que lo es.
Hay que ser sincera con la gente que lo es.

Pero ser como eres es lo mejor, no deje de ser siempre usted...
A mí me gusta

Un piacere

Besos

Sicilia

De barro y luz dijo...

Son muchos los que siguen siendo como son... en la mierda. (Dicen las estadísticas que ya casi no caben)


Bss

Daltvila dijo...

Y con quienes no son sinceros, ¿cómo debemos ser Sici?

Gracias por decir que le gusta como soy (de lo poquito que sabe), es bonito, sabe como conquistar a una Signorina ;)
y por preocuparse por si no estoy bien...

Es bonito esto de Bloguilandia, esto de interesarnos por los demás.

Besos

Daltvila dijo...

Me pregunto qué es lo que nos hace resistirnos a cambiar ciertos rasgos de nuestro carácter, esos que sabemos que no nos hacen ningún bien...

Besos De barro y luz (qué buenos ingredientes!)