viernes, 8 de junio de 2012

"Te conozco"


Hace tan solo una semana que le diagnosticaron un cáncer.
Hace tan solo dos semanas estaba pensando en la forma en que se jubilaría, en prolongar lo más posible ese día porque tiene un hijo discapacitado y necesita apurar al máximo. Necesita todo para ese hijo suyo al que adora, a quien quiere con locura y con infinita ternura.
Hace tan solo un mes me contaba anécdotas a diario de su vida laboral, de sus comienzos...
Venía a visitarme a mi despacho a menudo y se quedaba allí hablándome, de pie, de paso, tranquilo,como si tuviésemos toda la vida por delante para contar...
Hace dos años me aconsejaba como un padre. Me decía que a veces ante un problema gordo, era bueno cambiar de aires, irse a vivir a otra ciudad. Me contó lo que le ocurrió a sus veintitantos, como aquello le marcó profundamente y como solo marcharse le salvó.
Hace cinco años me denegaba una petición laboral que le hice, perfectamente legítima.
Le dije: "Estoy decidida a acudir a instancias superiores porque no me parece justo".
Me respondía: " Te conozco. Eres demasiado buena para hacerlo. Además, yo solo quiero ayudarte, que no tomes una decisión precipitada, que lo es".
Días después me pedía perdón y me decía que podía hacer lo que quisiese.


Le miré fijamente y le sonreí:

- Gracias por habérmelo impedido. Te debo una.


Le debo una, y dos, y tres,.... y muchas.
Todos cometemos errores pero él nunca lo ha hecho con mala intención.

Hoy me han dicho que fue ingresado en la UCI el pasado martes. Está muy grave y las posibilidades de que salga son mínimas.
Hace una semana le diagnosticaron cáncer.
Aún le recuerdo el lunes pasado. Eran las 13.30 horas. Nos despedíamos en la puerta del despacho de otra compañera. Por la tarde le hacían no sé qué jodida prueba. Maldita prueba. Fue mal. Está en la UCI.

Cuando me he enterado, he ido directa a ver a mi jefe.

¿Es verdad?

He repetido "Mierda""mierda"

¡Qué mierda!...

No sé cuántas veces lo habré dicho.

Me ha mirado con infinita pena:

¿Te das cuenta .....?
Siempre hay situaciones peores a las que mirar que hacen que nuestros problemas no sean tan graves.




* Hoy me siento triste. Desde que lo he sabido, ya no he podido trabajar... He estado intentándolo pero mi cabeza no regía. A veces creo que no debería contar estas cosas aquí pero este blog, al fin y al cabo, fue creado como una especie de diario, sin ninguna otra pretensión, aunque ahora me sienta escuchada y respaldada por vosotros en muchas ocasiones.

Ojalá, en unas semanas, pueda contaros que salió de la UCI, que está recibiendo la quimio y que todo va muy bien. Ojalá!

19 comentarios:

María dijo...

Verás DALT cielo, cuando no sé que decirte como ahora, siempre me viene música a la cabeza que habla muchísimo mejor que yo...puedo con casi todo menos con estas cosas, a ver si ella te da y dice lo que yo no sé...


Un beso inmeeeenso bonita


Descansa mucho a pesar de todo cielo.

Hasta mañana

Nuria dijo...

Qué duro... Ten esperanza, y piensa en los ratos buenos compartidos. Suena a tópico, pero a mi me ayuda.
Te mando ánimo y abrazos que te arropen. Besos.

Sergio dijo...

Como todavía no hay nada asegurado es inútil darle vueltas(aunque inevitable). Ojalá sea lo que dices. Y si todo sale bien no dudes en decirle lo que pensabas sobre él. Se recuperará antes.

el paseante dijo...

Somos poquita cosa, vulnerables, finitos. Por eso, jamás entenderé que algunos se dediquen a joder a los demás. Es mejor ayudar, compartir. Creo que es lo que hizo esa persona a lo largo de su vida y ahora te tiene a ti y a otros pendientes de él. Espero que tenga la fuerza suficiente para seguir regalándonos su sabiduría y su experiencia. Molts ànims, Daltvila.

Daltvila dijo...

Querida María:

A veces no necesitamos palabras, simplemente saber que estás ahí y tú, no sé cómo te las arreglas, pero siempre estás.
Eres increible María. Tienes un gran corazón. Te caería bien mi compi y seguro que charlaríais mucho.

Gracias amiga y deseo que estés pasando un alegre fin de semana.

Besos mil y abrazos más

Daltvila dijo...

Nuria: En estos casos me resulta muy difícil pensar.. Los pensamientos vienen cuando quieren y son bonitos a pesar de todo. Es como si el cerebro, entrenado a través de la vida, te echara un cable.

Un abrazo fuerte y gracias de corazón

Daltvila dijo...

Te voy a hacer caso Sergio. Pienso decirle esto que digo aquí y más anécdotas que recuerdo, empezando por la primera vez que hablé con él por teléfono, la tranquilidad, la cercanía y la confianza que me dio.
Él es de esas personas que te saben hacer la vida sencilla.

Un beso, Sergio.
Disfruta mucho de la vida. Es en estas circunstancias cuando te das cuenta de lo efímera que es y de lo importante que es no dejar de perseguir la feclicidad, alcanzándola cada día, aunque sea a través de pequeñas cosas.

Daltvila dijo...

Un millón de gracias, Paseante.
Estoy de acuerdo contigo, yo tapoco puedo entender a esa "clase" de personas, pero ahíestán.
Suerte que también las haya como él para compensar. Sigue en stand by. Tiemblo cada vez que suena el teléfono.

Besos

Ámber dijo...

Las más veces que las menos, los blogs, DALT, son una excelente válvula de escape, así que me parece perfecto que hayas querido -- y sobre todo podido, pues no es nada fácil, al menos para mí-- compartir con nosotros la tristeza y desazón que te inunda cuando se reciben noticias del calibre como las que tú has recibido. Es todo un gesto muy bonito por tu parte y yo te lo agradezco de corazón. Recuerda que en esta tu casa se sigue tejiendo esa super reconfortante bufanda compuesta por todos nosotros, en donde nos arropamos los unos a los otros... Y dicha bufanda se va extendiendo a otros blogs amigos que frecuentas.


Estoy totalmente de acuerdo con nuestro apreciado Mr. Paseante, totalmente de acuerdo.

Te mando un abrazo muy energético y muchos ánimos.

Pais secret dijo...

Pues yo estoy dea cuerdo con Mr.paseamte i Mme.Àmber.

Una abraçada i molts d´ànims!

De cenizas dijo...

Sin comentario.
Duele.



besos

Sicilia dijo...

Es horrible todos tenemos gente cercana, en situaciones similares.

No podemos echar cuenta a largo plazo Dalt, el futuro llega tan deprisa

Animo besos.

Sicilia

gatot dijo...

No tenemos más confianza como para permitirme ponerte, sólo, una mano sobre el hombro. Y acariciarlo suave.

Mierda... no hay otra palabra.

No te voy a contar aquí y ahora mis sensaciones de los que he querido y que han muerto y de los y las que han sobrevivido.

Vivir es terrible. Pero también es maravilloso. Cada momento.

Enciendo una vela sin ser religioso. Sólo un punto de luz para pensar en el presente.

María dijo...

Ojalá estés un poquito mejor y ya haya pasado el primer impacto de estas noticias que siempre es lo peor y sobre todo, tú amigo esté remontando y tú también cielo.


Te dejo, una joyita... que también se titula como esta entrada tuya, TE CONOZCO, sólo que en otro sentido...


PARA TI ...una caricia chiquita, por si la necesitas DALT. ... ( como si te lo dijera quien tu desees;-)


Feliz tarde

Daltvila dijo...

Ámber y País: Os agradezco mucho vuestras palabras. En estos casos creo que hay poco que decir. Yo también me quedo con la reflexión de nuestro Paseante.

Un abrazo conjunto muy fuerte

Daltvila dijo...

Sicilia:

Es importante, como dices, no echar cuenta a largo plazo. Yo procuro vivir siempre el presente y no pensar demasiado en qué pasará mañana, pero en ocasiones como esta, en caliente,cuando mi cerebro está con la guardia bajada, me duele y me revelo.

Un abrazo muy fuerte

Daltvila dijo...

Gatot:

He sentido tu mano en mi hombro. Gracias de corazón.

Vivir es tan maravilloso cuando es maravilloso, que lo terrible de la vida se desvanece en esos momentos.

Te cojo la mano y te la aprieto dándote las gracias así.

Daltvila dijo...

De cenizas:

Perdona, te salté.

Ten en cuenta que el orden de los sumandos, no altera el producto.

Si que duele porque sentimos.

Besos

Daltvila dijo...

Es preciosa la canción, María. También las imágenes.

"... Cuánto nos puede curar el amor!..."

El amor verdadero es la mejor medicina.

Continúa igual, en la UCI. Es verdad que el primer impacto es el peor. Después es como si tu mente se pusiera a trabajar y creara un mecanismo de defensa, de contención de sentimientos.

Besos

Eres un cielo azul. Tú lo eres. Por eso, aunque siempre llueva ahí o haya nubes, contigo María, no tienen nada que hacer ;)