martes, 13 de marzo de 2012

Premoniciones

Me despierto en mitad de la noche, saliendo de un sueño, lanzada sin solución de continuidad con la vigilia. No estoy cansada. Estoy fresca, como si hubiese dormido nueve horas. Nueve. Ni ocho ni diez. Ocho serían pocas y diez serían demasiadas.
Reina un silencio plácido en mi casa. Reina un silencio plácido afuera, en la calle. Ni un coche que pase, ni un perro que ladre asustado. Paz.
El sueño parecía real. No era un sueño de esos de los que no querrías despertar y que luchas por prorrogar en tu mente, alargarlo, conducirlo por la senda elegida, logrando que sus protagonistas sigan al pie de la letra tu guión. Uno de esos sueños que se ven como películas en pantalla grande, con el rítmo de un film de aventuras, en los que incluso parece que suena una banda sonora.
Tampoco era una pesadilla, ni mucho menos.
A través del sueño podía sentir el tacto frío del teléfono en mi mano. Podía percibir el roce de la yema de mi dedo índice resbalando por la pantalla, dejando impresa mi huella dactilar. Podía ver las palabras, claras.
Mi perra duerme. Respira profundamente y percibo su inconfundible olor, ese aroma que querría guardar en un frasco de cristal para siempre. Su olor característico que probablemente no pasaría ningún test de perfumes en la Provenza francesa.
Me levanto con cuidado de no despertarla. Me deslizo hacia los pies de la cama y camino descalza para no hacer ruido, sintiendo como el  frío en mis pies escala hasta mi espalda y me hace estremecer.
Camino como una autómata hasta la cocina y a tientas cojo mi teléfono. A tientas, lo enciendo. La pantalla se ilumina estridentemente. Entorno mis ojos para enfocar y un "1" figura junto al sobrecito de la parte inferior, tal y como aparecía en mi sueño. Abro el sobre y aparece su nombre, tal y como surgía en el teléfono clonado de mi sueño...
Me quedo sin respiración.
Enciendo la luz de la cocina y vuelvo a mirar.
Me vuelvo a la cama.
A la mañana siguiente, cautiva de mi sueño, voy directa a la cocina y de nuevo tomo el teléfono para comprobar si en realidad todo formaba parte del mismo sueño...



¿Alguna vez habéis tenido premoniciones? ¿Qué significado les habéis dado?

16 comentarios:

Houellebecq dijo...

He tenido alguna que otra premonición pero siempre he mirado para otro lado. Soy muy escéptico. El caso es que no tengo respuesta para eso. Cuando ocurre me quedo como tú, con más preguntas que respuestas.

anuar bolaños dijo...

Premonición: mirar hacia el vacío con los ojos del deseo...

el paseante dijo...

A mí no me pasan esas cosas. Pero, hace años, mi madre se despertó angustiada pensando que su hija había tenido un accidente de coche. Al cabo de cinco o diez minutos sonó el teléfono. El coche de un antiguo novio de mi hermana se había estrellado contra un muro. Ellos estaban ilesos, pero mi hermana debía quedarse a dormir en casa de sus suegros.

Mi madre es un poco bruja. Como tú :-)

Daltvila dijo...

Houellebecq:
¿Y cuándo se cumplen las premoniciones?
Puede ser que mires a otro lado porque te asuste comprobar que se cumplen.
Una cosa es una premonición en sentido estricto y otra la que describe tan bien Anuar, la que construimos en nuestro corazón sumando elementos a nuestro antojo para llegar a lo que anhelamos.
Las primeras a mí me dejan como a tí. Las segundas nos permiten soñar.

Te envío un abrazo real

Daltvila dijo...

Anuar: Me ha encantado tu definición y con tu permiso, la voy a adoptar.

Un abrazo a través del Atlántico

Daltvila dijo...

Es increible, Paseante. Yo creo que las madres, en su mayoría, gozan de esa facultad con sus hijos, es un sexto sentido que nace en el vientre. Lo curioso es que se extrapole con otras personas y... en ese caso ¿qué explicación le darías?

Para tí, un abraz-o-so

Daltvila dijo...

Un poco bruja, sí que soy;)

De cenizas dijo...

Los sueños son mensajes del subconsciente... no hay premonición, hay intuición, es decir, conocimiento inconsciente de realidades que llevan a consecuencias lógicas. :)


besos

Sicilia dijo...

A mi me faltan datos signorina!

Era un sueño agradable?
Un mensaje deseado? Un mensaje temido?

Ha probado a apagar el móvil de noche.... Yo siempre lo hago!

Confesaré algo, me pone nervioso ver siempre las horas del reloj iguales:
12:12, 03:03, 18:18, 06:06, Me suele pasar mucho, le quito importancia..... Pero no quiero saber si quiere decir algooo jejeje

Un piacere


Sicilia.

Alba dijo...

Alguna vez he soñado que recibo un mensaje o una llamada, y cuando despierto lo he recibido de verdad. Yo lo atribuyo a que mientras duermo, oigo la melodia del mensaje o la llamada y la integro en el sueño. Como cuando suena el despertador y estoy soñando que se oyen campanas y ¡pum!, me despierto.
Aunque me cargue el misticismo, no creo en las premoniciones.

Mira, a veces me pasa que, a las 3 de la mañana o así, oigo el despertador en sueños y creo que está sonando de verdad. Me levanto y hago mi rutina diaria, y voy a ducharme, haciendo caso omiso a cosas como que todo está muy oscuro para ser las 8 de la mañana (como estoy convencida que son). Hasta que no salgo de la ducha o mi madre viene al baño a preguntarme qué leches hago a esas horas desvistiéndome, no me doy cuenta.

Los sueños son bien raros, un misterio que, en realidad, no quiero resolver, porque es más divertido así. Los sueños, sueños son.

fiorella dijo...

Cuando dormimos pasamos por fases y hay alertas externas que percibimos. Premoniciones?creo que no tengo, si intuiciones o algo así. Un beso.

María dijo...

Yo no DALT,

yo jamás he tenido sueños premonitorios, seguramente porque sueño con los ojos abiertos la mayoría de las veces y cuando lo hago con ellos cerrados casi nunca los recuerdo.

De todas formas, creo que tiene razón de Cenizas, no sé si son intuiciones, lo que sí sé es que le subconsciente trabaja más allá de lo que nosotros somos capaces de vislumbrar a partir de cosas que hemos percibido aun sin saberlo y después... a veces la casualidad supongo que ayuda...

Espero que fuera cual fuera tu premonición, fuera de lago bueno y deseado.


No deja de admirarme lo que quieres a tu perrita y mira que yo quiero a las mías. Tengo otra amiga en los blogs que como tú tenía una perrita que más que un animal, era parte de su familia, desgraciadamente hace poquito se le fue y he sentido por ella tanta pena, como cuando sabes que a alguien le ha fallecido alguien muy, muy cercano.

En fin, que tu peludita y tú sigáis durante muchísimo tiempo juntas.


Un beso enooorme DALT... perdón por mis retrasos, esta pasada semana, mi blog me comió el poquito tiempo del que disponá para este mundo, pero siempre soy aplicada, me gusta, siempre que puedo hacer mis deberes... deseados:-)


Muaaaaaaakss cielo.



Subo...

Daltvila dijo...

Mi curioso Sicilia:
Cualquiera diría que eres periodista;)

Son muchas preguntas. A ver:

- Era un mensaje deseado.

Probablemente eso haga que resulte un poco fraudulenta mi premonición, pero te aseguro que lo vi en el sueño tal cual lo vi en la realidad.


- Sí, puede que tengas razón, pues no había apagado el teléfono y probablemente su tenue sonido me despertó, pero... ¿cómo es posible que yo intuyese lo que iba a encontrar en él?

- No tengo explicación para tu manía pero estoy segurísima de que tiene algun significado (nada bueno, premonizo :)

Eres muy divertido, ¿nunca te lo han dicho?

Daltvila dijo...

Alba:
Creo que tienes parte de razón, pero en este caso te aseguro que resultó extraño ¿Casualidad? Puede.

Yo tembién soy bastante incrédula pero esto me descolocó un poco.

Feliz semana!

Daltvila dijo...

Fiorella:

Pienso que una premonición no deja de formar parte de una intución pero que va más allá.

* Es bonito tu nuevo perfil. Se te ve soñadora mirando por la ventana.

Un abrazo

Daltvila dijo...

María:

Don´t worry!
Creo que todos andamos bastante de cabeza, últimamente más de la cuenta o bien nuestra vida es más rica que de costumbre y eso es genial.Además, no me estraña qe te absorviera tu blog orque la última entrada fue muy interesante. Yo aún tengo pendiente regresas a empaparme de todos los comentarios y tus respuestas.

Yo también sueño despierta a menudo pero te aseguro que esta fue una premonición en toda regla ;) Buena, por cierto.

Besos

*AHORA ME PASO POR TU CASA. VE PREPARÁNDOME UNA INFUSIÓN CALENTITA, QUE HA VUELTO EL FRIO :)