viernes, 26 de agosto de 2011

Ya no estás enfadada con el mundo

Hoy tu vida vuelve a comenzar,
el ancla que te tuvo amarrada los últimos meses
cedió ante la buena nueva.
Hoy, el frío se ha hecho rojo
y el bochorno se desnuda para sentir.
Ya no estás enfadada con el mundo,
él y tú celebráis vuestra amistad.
Hoy las hojas que empiezan a caer de los árboles
no son el final del verano,
sino el comienzo de un vital otoño,
de piel tostada y agua del mar,
de ropa blanca,
bailes hasta la aurora.
Mañana será tu cumpleaños
aunque hoy ya te bañas,
te sumerges en el regalo adelantado que ayer rechazabas
y vas dejando su aroma de optimismo
en el hospital,
en las calles,
en todos nosotros.

* La ilusión y la necesidad de compartir lo bueno que nos pasa.

2 comentarios:

hEto dijo...

Dicen que la verdadera alegria o felicidad... no lo es en su totalidad si no es compartida.

Del mismo modo, igualmente comentan, que si compartes el sufrimiento es porque no es un sufrimiento puro.




Cosas que pasan.


Beso

Amber dijo...

O, como decía aquel...:

"Hoy es el principio del resto de tu vida."

Lo dicho, a disfrutar del momento y de las cosas tan buenas y maravillosas que nos da la vida. Porque si se quiere, se puede.

Un abrazo, Jefa I,

Ámber