lunes, 6 de mayo de 2013

Pequeños-grandes lujos



¿Quién no ha sentido alguna vez la tentación de no ir al trabajo y....







?




Hace tiempo que no me permito el lujo ni de sentirla.


Besos

Soñad!

8 comentarios:

Zavala dijo...

Eso es que ya estás convenientemente adoctrinada en la cultura del esfuerzo. Enhorabuena, jaja!!

Temujin dijo...

Pues a mi mi trabajo me gusta, me permite mucha libertad

S. dijo...

La nueva corriente de neoliberalismo busca precisamente eso. Y lo peor es que aún siendo conscientes(yo al menos lo soy) sentimos lo mismo. Hace tiempo hubiese faltado al trabajo por estar enfermo. Ahora ni en el más grave de los casos sale de mí no ir al trabajo. Puedo acudir medio muerto.

Daltvila dijo...

No seas malo Zavala ;)

¿Adoctrinada?

NOoooooooooooooooooooooooooooo!!!

Esto tendré que remediarlo antes de que sea tarde...

Uhmmmm!

Mañana me escapo a desayunar por ahí, me daré un paseo al solecito, iré a ver la nueva exposición de ese museo que...


Besos

Me alegra tu regreso

Daltvila dijo...

Pues eres uno de los pocos privilegiados Temu.

No me des envidia ;)

Daltvila dijo...

Vaya, S. , pues ya somos dos...
o tres, o cuatro o.... millones...

Un abrazo

Fúgate tú también antes de que sea demasiado tarde. Mira lo que dice Zavala :(

Sicilia dijo...

Dalt:

Todo es cuestión de pulsar la chispa adecuada signorina..

O de saber que harás en esas horas de" pella"

Así que Dalvila Lomana y sus lujos eh??

Me invitará a un Martini?
Mis vicios son mundanos,,,,,sabe?

Un piacere

beso de lujo

Sicilia

Daltvila dijo...

Por supuesto que le invitaré a un Martini, por supuesto!...
servido en una preciosa copa "ad hoc" y en una de esas terracitas parisinas un día de Sol.

Ya ve, Signorino Sicilia que mis lujos son pequeños, sin importancia, no como los de esa Lomana!!!

Besos de lujo también