domingo, 19 de enero de 2014

Un simpático virus


Dos años había tenído su ordenador dormido, en estado de coma, tras ser vencido por un simpático virus. Primero lo conservó sobre su mesa de despacho como si de una escultura se tratara pero había poco espacio y un buen día lo bajó al suelo y tras dejarlo en una esquina donde no estorbara demasiado, lo cubrió con una bonita bolsa de Zara Home.
El PC guardaba sobre todo fotografías, algunos escritos del trabajo, unos relatos y poco más.

"El amigo de mi hijo es un cerebrito informático y seguro que te lo resucita".

....

Fue estupendo volver a ver aquellas fotografías antiguas. Muchas se perdieron pero aún así era como un milagro recuperar las restantes.

...

Repasar todo el contenido del PC era como una aventura, ir abriendo una tras otra todas las carpetas.

Era una aventura y fue una sorpresa imprevista franquear la siguiente que llevaba por título su nombre.

"Día nº 1", eso figuraba en esa carpeta que al abrir la dejó desconcertada. Era escalofriante, unas palabras, apenas unas páginas eran capaces de desvelar la cara que había estado oculta...

9 comentarios:

S. dijo...

Moraleja: todo es recuperable en nuestros ordenadores. Pero nos dejas con ganas de más con ese final tan sugerente. Nada más estimulante y peligroso que abrir carpetas. Las secretas y olvidadas tienen mucho peligro. Saludos.

De barro y luz dijo...

Ese virus... ¿no estaría en el subconsciente de la CPU? (de la dueña, por supuesto) :)


Bss

María dijo...

Ooooh! por favor DALT... ¿qué descubriste en esas palabras? ¿bueeno, malo o regular? ¿sabes qué cielo? a mi no me gusta nada, pero nada de nada volver al pasado, ni en fotos siquiera, por muy precioso que haya sido... sieempre descoloca lo que tengo colocado. Ni siquiera he sido capaz de volver a mi antiguo colegio a pesar de que mis queridas monjitas ( para mi lo fueron) me mandan cada año una tarjeta invitándome a volver... no quiero por nada del mundo que mis recuerdos se me estropeen... la única CPU que quiero conservar es la de mi cerebro.


Un beso inmeeenso preciosa.. no nos olvides tú ¿vale? nosotros a ti nunca:-)

Daltvila dijo...

Me quedé petrificada S.

Puede que siga contando pero carezco del tiempo que requiere.
Gracias por estar
Un beso

Daltvila dijo...

Inconscientemente creo que tenía pocas ganas de revivir mi PC...;)

Un abrazo

Daltvila dijo...

Cómo me voy a olvidar de vosotros!
Nunca.
Siento no poder llegar a todo pero la vida afuera me exige tiempo y dedicación y me faltan horas al día.
Un abrazo muy fuerte María y mi deseo de que estés muy bien, feliz.

Sicilia dijo...

Parece un relato de miedo....
Nos dejas con ganas de más...

Unido a la velocidad de crucero a la hora de publicar, hace de esto una telenovela tipo
" Amar con el estomago revuelto" O algo así...

Cuente, cuente pero un poco más rápido, mientras pongo un par de Matinis
Beso

S

Daltvila dijo...

Sírvame otro Martini, prego..
El otro seguro que se lo bebió ante mi tardanza ;)

Besos

el paseante dijo...

Tengo dos ordenadores en un armario, pendientes de recuperación. Pero creo que me lo voy a pensar mejor a la hora de buscar un servicio técnico :-)