martes, 20 de agosto de 2013

Hoy te busqué





Hoy te busqué.
Podría engañarte y decirte que es la primera vez aunque, quizás, y solo para que resultara más creible, también podría contarte que es la segunda.
Es otra más, una ocasión más en la que tecleo tu nombre en ese apartado que da Google y que precede al

"  Buscar   ".

Observo detenidamente como se va construyendo tu nombre y tus apellidos y siento que aún sería factible verte de nuevo y tocarte.

Hace algún tiempo, la primera vez que traté de localizarte, tenías un blog. Entonces yo no sabía muy bien que era un blog ni podía tan siquiera imaginar que algún día tendría uno propio. A través de aquel blog, sin escribirte, puede saber un poco de ti.
Por fin estudiaste Historia.

¿Qué fue de tu sueño?

Supe que trabajabas dando clases en un instituto y que te interesaba el Arte.

A través de un artículo de un periódico descubrí, como no podía ser de otro modo, que eras alguien comprometido con los problemas sociales.
Supe también que te habías casado y que tenías hijos.

Puede que el tiempo sí haya cambiado algunas cosas, sin embargo, me pregunto qué no cambió, qué restó dentro de ti, una vez transcurridos todos estos años,
qué resistió inquebrantable pese a todo y pese a todos.

 Y sigo calibrando hasta donde alcanza mi recuerdo de la esencia de ti y si el pasado amor me haría capaz de reconocerla con solo tenerte delante.

Nadie volvió a despertarme como tú lo hacías.
Nadie se tumbó junto a mí bajo las copas de una arboleda para escuchar música en un viejo radiocassette.
Nadie besó mi mejilla sin conocerme cuando me lastimé.




Y ya no encuentro tu blog.



15 comentarios:

Temujin dijo...

A lo mejor es más favorable que no le encuentres, o si...

j. dijo...

Oh, Dalt...

Lo mejor debe estar por llegar...

Venga, un pequeño-gran acto de fe.

A veces la fe mueve montañas, cuando la intención y el darse permiso para nuevas experiencias van de la mano...

Alguien te despertará de otra manera; como nunca nadie antes te ha despertado todavía...

Muchos besos!

S. dijo...

Me he identificado mucho con esa búsqueda de alguien por Internet. O con esa ensoñación de esa persona sobre la que inventamos una biografía a falta de más datos. Alguien de nuestro pasado que sigue rondando por el pensamiento en presente. Qué bonita historia sobre la nostalgia de alguien.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Perdóname cielo, me temo que no sé que narices me ocurre estos días que no digo más que tonterías... lo siento.


Un beso inmeenso DALT.

Ámber dijo...

Dalt, con tu permiso, quiero saludaros a ti y a María. Y deciros que ésta inquilina tuya, Daltvila, os recuerda mucho y bien, incluso lo hago en mis segundas vacaciones antes de volver a la dulce rutina parisina.

Me gustaría poderos adjuntar aquí, mismo, una foto de la luna-lunera de color casi rojo amapola -- como el de tus amapolas en esta tu confortable y acogedora casa--, pero como no puedo o no sé cómo hacerlo, pues deciros que en esa enorme y redondita luna rojiza que hechiza ahora el cielo de la Alhambra,es, ni más ni menos, la representación de la amistad, de la cercanía, de las cosas suaves y sosegadas, de la vida Zen, os la envío, pues, de manera astral. Tomadla, ¡es vuestra! ¡Toda vuestra!

Y para MARÍA, a mi entender, decirte que no me parece que digas tonterías, al contrario, siempre tienes bonitas palabras y sabias. Te dejé un comment en hace un par de entradas, como no sé si lo llegaste a leer (intuyo que no), te copio ésto,por si quisieras leerlo:

http://avecessuenalaflauta.blogspot.com.es/2013/08/fugas-insignificantes.html

Un beso inmenso para las dos y mil sonrisas cómplices desde mi Alma-Zen, con la luna rojiza de testigo aquí en la bellísima Granada.

Vuestra inquilina*,

Ambercilla

* "Inquilina", ¡me encanta tu definición, María! Tanto es así que ya la he adoptado. Quedo eternamente agradecida a DALT por su generosidad y hospitalidad.

Daltvila dijo...

Díficil Temujín saber qué es lo más favorable, solo podemos saber que es lo que supone mayor riesgo y si estamos dispuestos a correrlo.
Solo a toro pasado tenemos las respuestas.

Un abrazo Caballero de la Armadura

Daltvila dijo...

Qué bonito J.!

Lo mejor está por llegar. Aún tendremos que pronunciar eso de "Eres la persona a la que más he amado en mi vida".

Un fuerte abrazo

Daltvila dijo...

Gracias S.

Esa persona que siempre rondará por nuestra cabeza y nuestro corazón porque solo con los años somos capaces de identificar el amor verdadero.


Besos

Daltvila dijo...

María:

Completamente de acuerdo con Ámber en que nunca dices tonterías ;)

Que el tiempo no te cambie :)

Besos

Daltvila dijo...

Me alegra tenerte por mi casa Ámber :)

Muchos besos y disfruta estos días que te quedan por aquí antes de regresar

De barro y luz dijo...

Podría ocurrirte como a la Penélope de la canción de Serrat... El tiempo aleja el recuerdo de la realidad presente... Pero es sólo una posibilidad...


Bss

Sicilia dijo...

Si esta triste signorina yo besaré de nuevo su mejilla..

y la invitaré a un Martini..
Siga intentándolo, por que no?
Más besos..
Sici

PS. Amberrrr besossssss

Daltvila dijo...

Confío en tu sabiduría De barro y luz, en que el recuerdo nos aleje de la realidad presente y el presente es lo único que tenemos.

Son solo esos días tontos que a veces tenemos.

Besos

Daltvila dijo...

Se lo agradezco Signorino, pero creo que su beso en mi mejilla no sería lo mismo.

Acepto el Martini

¿Y por qué sí?

Besos