jueves, 21 de marzo de 2013

Autoretrato


Estos últimos días las fotografías me han hecho pensar.

Nuria contaba que no salía en las fotos. Yo tampoco. Acabamos convertidas en un apéndice de la cámara y al igual que la cámara, no estamos en el lado visible,
solo en el invisible.

Luego hoy va y resulta que el fotógrafo de los escritores, Daniel Mordzinsky denuncia la desaparición de todo el archivo fotográfico de su vida, diapositivas, negativos,.. en la oficina de Le Monde en París, donde lo guardaba. Fotografías de García Marquez, Saramago, Borges,...Al parecer podría haber acabado todo en la basura con motivo de una mudanza... Luego le escucho en una entrevista en la radio. Se pierde la historia, los gestos, la personalidad,... de los retratados.
La esposa de José Saramago propone que todos los fotografiados recopilen  las instantáneas que tengan para poder reconstruir su tesoso.


¿Recuerdas la fotografía  que hiciste de las manos?

Descubriste una parte de mí que ni yo conocía.

Ya conté que no me gusta que me fotografíen.
Los pintores suelen pintar su autoretrato, casi siempre más de una vez.
Yo soy pintora pero nunca me pinté. Tampoco me he autofotografiado, cosa bastante frecuente entre mis compañeros.

Recién acabo de cenar y en estas estoy, cuando tomo mi teléfono móvil. Busco el modo cámara, le doy la vuelta y me fotografío.
Siempre pongo una cara rara.
Trato de poner un gesto natural.

¿Cómo soy yo para los demás?
¿Cómo les miro cuando me hablan, cuando les atiendo?

La mayoría de mis amigos y conocidos eligen su cara como perfil en el móvil...
incluso la cambian a menudo.

No me gusta lo que veo de mí. No me reconozco.
Cuando me miro en el espejo veo a alguien distinto a la cara que me mira en las fotos.

Un amigo dice que cuando pintamos a alguien, al final, aún sin proponérnoslo, la imagen que resulta es la que tenemos de esa persona, es lo que nos transmite.
También dice que pintar nuestro propio retrato requiere una buena dosis de valentía porque a lo largo de las sesiones que le dediquemos y conforme avancemos en el trabajo, iremos descubriéndonos por dentro y puede que no nos veamos igual, que no nos guste lo que vemos.

En las fotos que me he hecho me he visto cansada, sobre todo se ve en mis ojos, les falta luz.

-Cuídate!
Debes pensar más en ti.



- Te veo desmejorada. Debes descansar más...




Hoy ha empezado la primavera y he descubierto esta preciosa margarita silvestre.

Os dejo...



Voy a cuidarme un poco que falta me hace
:(



12 comentarios:

Valeria (Sofi) dijo...

Siempre he creido que las fotos dicen mucho de lo que siente la persona que las hace por las personas fotografiadas, sobre cómo las ve y lo que siente y piensa de ellas, quienes le importan más; en una foto hecha por alguien que te quiere, aun en las peores fachas siempre vas a salir bien, porque buscará poner de manifiesto tu mejor sonrisa, tu mejor aspecto.

S. dijo...

Yo ese gusto por no verme a mí mismo desde fuera, con el implacable ojo de una cámara o de un retrato al óleo, lo llevo muy lejos. No me gusta que me hagan fotos y mis amigos con ínfulas de paparazzis que no respetan mis deseos se han llevado más de un disgusto con mis iras. Tampoco entiendo que si les doy permiso para hacerme una fotografía no respeten la cláusula de no enseñármela. Es una cuestión de gusto pero nunca he creído en las superficies. Vivimos en un mundo de imágenes y fachadas. La gente como yo equilibra el cuadro para que quede todo a medias entre lo interno y lo externo(tampoco quiero que el mundo sea tan introspectivo como yo). Pero no puedo evitar decir que no siento pena por las fotos perdidas de ese señor. Yo disfruto a Saramago por sus letras no por la cara que puso tal día frente a un fotógrafo o por sus manos(tú lo percibes, todos cambiamos ante un objetivo, no somos nosotros así que no queda en esas imágenes ni rastro de verdad salvo en el caso de que nos las roben). Saludos.

Daltvila dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo Valeria, en esa posiblidad de sacar lo mejor de quien tienes delante, en las fotos y en la vida, si quieres a esa persona.

Deseo que pases unos días estupendos

Besos

Daltvila dijo...

Hay fotografías S. que no son simples fotografías. Es un arte, sin duda y existen personas capaces de capturar instantes, rasgos o sentimientos en la mirada de los demás. Son las excepciones, claro está... Por lo general, el resto, es simple superficie, como dices.
Yo también me quedo con Saramago en forma de palabras.

Un abrazo muy fuerte

j. dijo...

Me he sentido totalmente identificado con tu entrada. A mí no me gusta hacerme fotos, y todavía me gusta menos oír mi voz grabada. En ambos casos no me reconozco. No tengo sin embargo esa sensación cuando me miro al espejo... qué curioso, ¿no? Es lo mismo que cuentas. Supongo que será algo más común de lo que pensamos...

¿Eres pintora? Qué interesante... a mí me gustaría hacer algún pinito y nunca saco tiempo... Por ahí están algunos utensilios de sumi-e venidos de Japón y muertos de risa... Algún día, algún día, me digo.

¿Puedo preguntarte por qué te sientes cansada? Hay una luz que nunca falta... Aunque ahora te parezca que tus ojos carecen de ella, ahí está, esperando a que la encuentras.

Sí, cuídate. Debes hacerlo. Es una obligación. La vida sólo nos pide una cosa: felicidad; y creo que tiene relación con esa luz. Si falta, atraviesa lo que tengas que atravesar, ve donde tengas que ir, pero no "mueras" por olvido de ti misma.

Tres besos:
Dos luminosos, uno en cada uno de tus ojos;
y el otro, cuando los ojos tengas cerrados,
en la mejilla.

María dijo...

Me ocurre igual que a todos vosotros DALT, no es que no me guste hacerme fotos que por otro lado es imposible porque no sé hacerlas... es que a mi o me atan o siempre me escondo cuando me las quieren hacer...es un poco eso que comentas, no sé estar natural cuando sé que me están mirando y siempre salgo con cara de circunstancias jajaja para los demás no, pero yo me miro y sieeempre me veo rara, las mejores fotos que tengo de mi misma, al menos para mi gusto son las que me han hecho sin darme cuanta ahí sí que me reconozco y sí, es cierto que si quien te fotografía te mira con cariño, eso se refleja en la foto... tampoco se me ha pasado por la cabeza dibujarme a mi jamás y sin embargo he dibujado a casi todos los que me rodean jajaja hubo una época que me lo pasaba tan bien que pensé ponerme con la sillita plegable en la calle y retratar a los transeúntes ... ya sabes que yo sobre todo dibujo a carboncillo y tinta, es muy rápido y fácil dibujar así... los rasgos de una cara no son los que ves, son los que sientes al verla... por eso te ves como te ves preciosa... supongo que es cierto que si estás cansada eso se refleja en tu cara... la pregunta es si ese cansancio es solo físico o de cabeza... si es el primero... lo arreglas rápido este finde durmiendo de un tirón montón de horas... si es del otro...deberás dormir o a lo mejor espabilar a tu mente según convenga y eso... eso, solo lo sabes tú bonita, a solas contigo misma... ojalá descanses mucho por dentro y por fuera... aaaaayyyy esas Fallas, esas fallas que terminan con vosotras jajaja



Precioooooooosa la margarita DALT, una de mis flores favoritas junto con las calas.. bueeno, me encantan todas... supongo que por eso me rechifla la primavera.... que te explote dentro y fuera sin urticarias ni estornudos de ningún tipo... solo belleza.. belleza... y más belleza por tooodas partes.



Muuuchos muchos besos DALT y muy feliz finde primaveral...súper descansado:-)

Daltvila dijo...

J. gracias por esos besos que he sentido llenos de ternura :)
Parece que tienes el sueño de pintar desde tiempo, pues no lo dejes esperar más.. Qué son esos utensilios de sumi-e ?
Pintar a mí me da mucho.
Sé que la luz sigue adentro pero tendrá que avivarse de alguna manera.

...Uffff... lo que me preguntas...demasiado largo de contar.

Besos también para ti y disculpa que haya tardado en contestar

Daltvila dijo...

Gracias preciosa María.
Ya imaginé yo que te gusta la primavera. A mí también, pero siempre llego a ella cansada. Recordé el otro día que el año pasado me ocurrió exactamente igual y ya estoy tomando vitaminas.

Muchos besos y gracias por tu soplo de primavera *

el paseante dijo...

A veces siento vergüenza ajena con esa gente que se pone frente a una cámara de televisión para salir detrás del periodista de turno que está cubriendo una noticia a pie de calle. Yo me escapo por piernas cuando veo una unidad móvil en mi camino.

Tampoco me gusta que me hagan fotos, ni escuchar mi voz grabada. No me reconozco, como supongo que nos pasa a la mayoría de nosotros.

Y qué pena esa pérdida del archivo de Mordzinsky. Hay gente que son patrimonio de la humanidad y deberíamos conservar todo lo posible de ellos.

Espero que descanses esta Semana Santa. Y también espero no ver nunca esas fotos que te has hecho porque ya tengo un imagen formada de ti :-) Un abrazOso.

Daltvila dijo...

Yo también huyo cuando veo un cámara de televisión!

Ajáaaa! De manera que tiene formada una imagen de mí... y por lo que parece es buena (Es genial esto de internet ;)
Y cómo se imagina que soy, Mr. Paseante?

Espero que lo pases bien estos días.

Un super abrazOso

el paseante dijo...

Una mujer elegantemente latina, Miss Daltvila. (Con cerebro germano, eso sí).

Daltvila dijo...

Elegantemente latina....

me gusta...

Mentalidad germana!!!

Te voy a dar :D:D.D