domingo, 21 de octubre de 2012

OTOÑO CADUCO





¿En otoño?


¡Cómo decirte que frecuentemente he anhelado un otoño así!

 ...mucho antes de conocerte.

Fraccion de tiempo eternizada sin medida.
Hojarasca caduca de sentimientos extraviados.
Sapos suplicando besos, carentes de toda dignidad,
sorprendidos ante la luz de los faros de un coche
que regresa a media noche,
antes de convertirse en una calabaza...
Besos aterciopelados de setas alucinógenas.




calabazas prendidas de llamas


granadas ungidas de carmín




.....................................










Estelas de humo tratando de asir amaneceres.
Chimeneas salpicadas sobre la copa de un bosque que muta sin tregua.


Me despierta el salpicar de la lluvia en la claraboya,
el silencio que realza el sonido .

Aún está el oscuro.

Hoy llueve aquí.





Y cuando salgo,
encogida de´frío,
aspiro el aroma de tierra mojada,
de agua de lluvia,
de otoño desubicado.









- Disculpen... Es muy posible que nos quedemos incomunicados _ dice la recepcionista de la casa rural.

Cruzo los dedos y sueño un deseo y alimento mis ojos , mi nariz, mis oídos y mi boca de hojas secas, de setas, de sapos, de duendes y de hadas, masco sin tregua, consciente de que aquel manjar será caduco como las hojas del bosque.


 y sé que es el

FIN

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Otoño, lluvia, viento, tristezas y ocres.

Besos.

Sergio dijo...

Esta entrada sí que sabe a Otoño. Se huele la limpieza que barre al sucio verano. Aunque no creo que salir encogida de frío te guste mucho. Por cierto, no podías escoger mejores fotos para ilustrar el texto y darle todo ese sabor otoñal del que hablo. Intrigante también como puedes estar para toda esa belleza a esas horas en las que escribes. Yo dormía como un tronco. Saludos y buen Domingo.

Daltvila dijo...

Y sin embargo Toro, el otoño tiene algo para mí... No lo puedo evitar..

Muchos besos

Daltvila dijo...

Sergio:

Las fotos no las tomé a esas horas, las hice ayer por la mañana y me rondaron todo el día. Anoche salí y al regreso me apeteció colgarlas.
El pastel es mío. Lo estoy pintando ahora... Me chiflan los colores :)

Y tú,... con Morfeo?
Parece que has optado por el finde tranquiño al final.

*Sabes? Tienes suerte de vivir cerca de bosques otoñales!

Besos de hadas

Nuria dijo...

Yo tuve un otoño... que hace que todos desde ese último sean especiales. Yo quiero otro otoño así...
Besos otoñales.
Pd: me encantan las imágenes.

María dijo...

Te ha quedado algo realmente precioso DALT, de las mejores cosas que te he leído.

Con sabor, sentimiento, regusto a hojarasca empapada de lluvia y deseos ocre con sabor a besos ( no sé describírtelo mejor, lo siento) es como si levantaras la nariz y olieras los besos en el aire y fueras siguiendo su rastro tras ellos. A veces creo que lo malo no es conseguir o no lo que se desea, lo peor de todo es no saber lo que se quiere de verdad. Cuando lo sabes, solo queda ponerse en camino... no sé, será una bobada, pero te veo así... caminando hacia lo que quieres, me gusta sentirte así, suenas precioso... creo que este año le voy a pillar el tranquillo al otoño con vosotros:-)

Muuuchos besos cielo... y sí, ¡¡vaya fotografías más estupendas!! qué envidia me dais... hasta el "pastel" te ha quedado rico:-)


Feliz tarde, por cierto jajaja justo ahora se ha nublado aquí, pero hemos tenido un finde llenito de sol jajaja ¡¡ hasta el tiempo está chiflado!! ¿te das cuenta?:-)

INMA dijo...

El otoño es la estación que más me gusta, me encanta la melancolía de sentirlo.

Escribes bellísimo Daltvila, me ha encantado tu entrada.

Muchos besoss guapa

Sicilia dijo...

Dalt:

Eso suena a escapada, aventura, provocador.....

Pero casa rural con recepcionista??????

Que cara más dura, has ido a un hotelazo, confiese signorina!!

Me gustan los Otoños.
Un piacere..
Besos Otoñales

Sicilia

Daltvila dijo...

Gracias Nuria.
Deseo que se cumplan muchos más otoños así.

Besos y disfruta del merecido fin de semana

Daltvila dijo...

Me alegro que ta haya gustado el texto y las fotos.
El texto lo escribí con el corazón, remix de pasado y presente (sin futuro).
Me encanta fotografiar, puede que sea solo el deseo de que no se evapore un instante precioso.

A ver si sigues disfrutando del buen tiempo este finde.

Muchísimos besos y amaneceres y atardeceres preciosos

Daltvila dijo...

Inma: Agradezco muchísimo tu visita y tus palabras, teniendo en cuenta lo que adoras la literatura.
A mí también me encanta el Otoño, creo que se ha notado bastante, pero salvo uno, nunca consigo estar donde querría pasarlo, en un bosque así.

Un fuerte abrazo

Daltvila dijo...

Sicilia:

Tienes toda la razón,.. . ese casa rural era como cuando el lobo se disfrazó de Caperucita, un hotelazo disfrazado de casa rural con encanto, pero el entorno era realmente mágico.

Besos otoñales para ti también

Mario dijo...

El otoño de las palabras, el otoño de tus palabras, el otoño entre tus palabras... Aquí comienza la estación.

Un saludo y esas cosas.

Mario

Zavala dijo...

El otoño en la naturaleza es el fin de un ciclo. Está bien armonizar con ella.

Saludos.

el paseante dijo...

El otoño es la estación del año que me gusta menos. Tienes que superarla y, cuando lo consigues, luego te viene el duro invierno. De postre.