miércoles, 4 de julio de 2012

Una pintada en la pared : TK dentro de un corazón

Una pintada en la pared:



TE QUIERO CRISTINA

con un corazón al lado en cuyo interior pone

TK



No sé por qué razón me ha llamado la atención esta pintada, que por lo descolorido de la pintura, debe llevar puesta en este sitio bastante tiempo. Paso por aquí casi a diario.

Paseo al caer la tarde. El Sol está a punto de ponerse. Me gusta la luz a estas horas. Me gusta que empieza a oler la vegetación, los jazmines, los galanes de noche, la hierba,.... Huele a verano.


Me gusta la gente que se queda hasta tarde en la playa, cuando se han marchado casi todos, se nota en sus rostros que disfrutan de este momento.


Dos amigitas juegan con su minitabla de surf de estampados alegres mientras la madre de una de ellas les hace fotos. Estoy a punto de decirle, con mis pies mojados en la orilla: "Desde esta perspectiva, desde el lateral, la imagen es más bonita, se ve el contraste de los colores de las tablas con el azúl plata y rosa del mar", pero no le digo nada y ella continúa haciendo las fotos de frente a las amplias sonrisas.

Hoy hay muchos surferos. Las olas son perfectas. Me gusta verles dominando el equilibrio con las olas.

.........


¡Vaya! El mismo grupo del otro día que hacía taichí. Van todos vestidos de blanco... Ajenos a todo.


A lo lejos distingo las llamas de unas velitas sobre la arena. Al acercarme observo que es una pareja. Visten arreglados, como recién salidos de una ducha perfumada y preparados especialmente para la ocasión. Ella lleva el pelo suelto y luce un bonito vestido. Él es moreno, con barba y lleva una camisa de un blanco impoluto. Han extendido un pareo sobre la arena y están sentados sobre él. Tienen una cena especial, sin duda. Él trata de abrir una botella de vino tinto, mientras le sonríe. 
Creo que si alguien me preparase una cenita así como sorpresa, con velitas incluídas, me derritiría para siempre como la cera de esas velas. 



 


Esto que no salga de aquí, eh!
Será nuestro secreto.
La última vez que me prepararon una cena especial (no en la playa, eso habría sido más fulminante aún) cometí creo que la mayor equivocación de mi vida. En fín, que lo escribo aquí para evitar que se repita.

FELIZ VERANO!!!

Que disfrutéis mucho de las veladas!



Que esto no es una despedida.... aunque lo parezca. 


24 comentarios:

gatot dijo...

Qué malas son las confesiones que salen del alma...

qué bueno saber que no te importa ser sincera...

a casi tod@s se nos pilla por el estómago y por el cuidado de los preparativos y los detalles aunque much@s no lo aprecien o no se les ocurra hasta que les sorprendan;

aquí como allá casi nunca hay despedidas: dejémoslo en un hasta pronto y que el verano vaya bonito.

bona nit, Daltvila.

pecadocapital79 dijo...

Es fácil hacer una cena con velas, lo difícil es que no las apague el viento.

Feliz verano pues.

Salud-os.

De cenizas dijo...

Nos has llevado de la mano en tu paseo... se me ha quedado una sonrisa de tonto....
¿Equivocaciones? Digamos experiencias con consecuencias indeseadas... quién no.


besos

Alba dijo...

Ais, el verano y la playa por la tarde. Qué recuerdos. Ese hombre de la cena nos tendrá ahora a todas envidiosas.

Lo que describes se parece mucho a un paraíso para mí, y a mi infancia.
Es curioso porque hace pocos días que reservé un vuelo y hotel para el Alghero con mi novio, y de camino a casa pensaba: lo primero que haré cuando llegue allí será ir a la playa con él por la noche.

Espero que no, que no sea una despedida.

Sergio dijo...

Lo de la cena es una idea con la que puedo sorprender sin hacer alusión a la fuente de dónde la he sacado, este blog. En cuanto a tu playa la envidio en cuanto que yo ya desalojé la mía y me toca otra vez el asfalto. Pero me gustó tanto esa última playa que hasta intento hacer una permuta de mi piso por el de alguien en la playa, aunque tenga que viajar más lejos hasta el trabajo, estoy dispuesto a renunciar a vivir cerca de mi trabajo si vivo cerca del mar. Por eso tus fotos y las frases me gustan a la vez que me producen nostalgia. Volveré. Saludos.

Sicilia dijo...

Así que te gusta mirar a los surferos eh?? Jejeje.

No me gusta como huelen los jazmines una compañera se puso uno en su trabajo y nos pasamos dos días buscando donde estaba el muerto ." Al final se lo llevo"

Un rosa algo juvenil para sus pies signorina, no?
O es muy joven aun .

Según que vino descorchara el Signorino, hasta a mí podría conquistarme jejeje

La invito a unos vinitos y tapas, hace?

Un piacere

Sicilia

TORO SALVAJE dijo...

Eres una romántica incurable verdad?

Disfruta de ello.

Besos.

María dijo...

Yo soy de mar DALT, ya lo sabes, bueno, no de nacimiento pero sí de adopción. Me sería muy difícil vivir lejos de él y sí, sin duda la hora más preciosa en la playa es justo al ponerse el sol, cuando las marabuntas emigran y queda desierta ... de hecho, generalmente busco playas en las que haya poquita gente, en le norte aun existen... lo de pisar cabezas por un resquicio de arena en la que colocar tu toalla es casi peor que estar lejos del mar.

Y sí, cielo... te sale el romanticismo por tooodas partes, no te preocupes jajaja de esa enfermedad somos crónicas incurables muchas y da igual que de una cena especial no haya salido el resultado esperado... hay muchas noches, mil millones de estrellas en le cielo y cien mil millones de posibilidades que esa cena futura, por fin tenga el resultado deseado... la vida es como aprender a andar en bicicleta DALT bonita, te caes... te vuelves a subir, te vuelves a caer... otra vez arriba ... tiembla el manillar parece que te vas otra vez al suelo pero sin saber como comienzas a pedalear y ¡¡por fin!! consigues enderzarte en el sillín, coger confianza y ¡¡zaaass!! a disfrutar... ¿¿una cosa así te parece bien?? :-)

¡¡ Hecho !! la voy encargando... tú, decide con quien:-)


Muaaaaaakss gigante cielo



PD
Avísame con tiempo... el sol, debe estar en su justo punto:))

Nuria dijo...

Esa cena... Me encanta la playa, sobre todo a deshoras y a destiempo. Me gusta ir a leer en invierno, o a pasear en otoño. Y me gusta esa hora que describes, cuando todo está bañado por esa luz...
Yo me hago la dura, pero el romanticismo me pierde, aunque como bien dice el poeta, lo difícil es que no se apaguen las velas.
No son equivocaciones. Siempre se saca algo, siempre. Llamalo experiencia, que me quiten lo bailao, o lo que sea.
Besos, y disfruta del verano.

el paseante dijo...

Hiciste unas cuantas fotografías con tu mirada y ahora nos las muestras con tus palabras. Da paz estar en la playa y pasear sin prisas observando e imaginando las vidas de la gente con la que te cruzas.

Y yo soy mucho de preparar cenas románticas en la playa. No llevo velitas, pero preparo con cuidado la cena, elijo el vino adecuado y tiendo un mantel en la arena para que sea un poco más higiénico. Luego enciendo el radiocasete y busco la sintonía del Carrusel Deportivo mientras le digo a mi acompañante lo guapa que es. No entiendo por qué sigo soltero a mi edad :-(

Daltvila dijo...

Bona nit Gatot!

Todas las confesiones salen del corazón o del alma. Conviene ser sinceros con los demás aunque más aún con nosotros mismos.

Que tengas un bonito resto de semana :)

Daltvila dijo...

Pecado:

Qué forma más metafórica de contar que pocos amores resisten al viento.

Es un placer verte aquí.

Un abrazo

Daltvila dijo...

De cenizas:

Me alegra que te gustara el paseo. Otro día te llevaré a otra hora del día a mi playa.

Disfruta del verano!

Daltvila dijo...

No es una despedida Alba... Estoy demasiada enganchada a Bloguerrrrrrrr

Vaya con el hombre de la cenita... Impresionante!

Qué placer la playa, verdad?

Pásalo genial y no pienses mucho ;)

Daltvila dijo...

Sergio:

Te dejo que copies la idea de la cena con velitas con una sola condición:
Que después me lo cuentes... sin necesidad de entrar en detalles, eh!

Vivir cerca del mar es una maravilla. Hoy en lugar de comer en casa, me hice un bocadillo y me fui a la playa. Estaba el agua muy limpia y de color turquesa. Además, a esas horas tampoco habñia demasiada gente. Al marcharme, han empezado a llegar.

Un abrazo Mr. Rodriguez ;)

Daltvila dijo...

Sicilia:

A pesar de meterte con el color de las uñas que, por cierto, no es rosa sino coral, he decidido aceptar tu invitación de tapas y vinitos.
Creo que era un Vega Sicilia !

Si le veo otro día, le pregunto y si te gusta el vino, le paso tu e-mail:)

* Por cierto, qué color te gustaría?

Baci tanti Signorino

Daltvila dijo...

Procuro corregirme Toro, pero creo que es irremediable, sí

Un abrazo con corazones ;)

Daltvila dijo...

Guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuu María!
Te has pasado!

Ante algo así, no sabría dónde meterme. Le diría:

- Me disculpas? En media hora estoy aquí.

Me iría pitando a ponerme un vestido largo ibicenco, con una tobillera de conchas de mar y flores en el pelo.

Me encanta el mar. Me pierde.


Muchos besos, mi amiga sirena-delfín.

No sé si te dije que la primera vez que me asomé a tu blog, antes de leer nada, decidí quedarme cuando ví los delfines. Los adoro :)

Daltvila dijo...

Ay, Nuria, que te has descubierto!!! Jajaja

Eres también una romántica empedernida!

Puesta a elegir, eligiría no haberme equivocado esa vez, te lo aseguro. Sí que salió algo bueno, lo más importante para mí.

Besos y pásalo genial!

No digas que no a nada :)

Daltvila dijo...

Paseante:

No lo entiendo, te lo aseguro.
No entiendo qué puede fallar, a no ser que sea por el vino Don Simón de brick.
Todo lo demás me parece perfecto. Yo caería como una idiota en el momento de sintonizar El Carrusel Deportivo.

Esas chicas no merecían la pena, está claro ;)

Besos y disfruta mucho de todo.

Y como le digo a Nuria: No digas que no a nada

Alba dijo...

Ey, soy Alba, he cambiado la URL de mi blog :)

María dijo...

Jajajaja verás desde siempre me han encantado los delfines... el azul, por ser mar y el cielo, es mi color... ellos mi animal ... nos hemos cruzado de mil maneras a lo largo de la vida, algunas de lo más surrealista, por ejemplo ¿sabes que mote me pusieron en las novatadas del colegio mayor? jajaja "el delfín despistado" jamás, jamás ni rebuscando bajo las piedras me podría haber puesto uno que más me vaya y guste más:-)

Además he tenido la grandísima suerte de haber nadado con ellos, navegado al lado de ellos, jugado con ellos... si pudiera tener uno en la bañera lo tendría ... nooo pobrecillos, ellos son libertad pura.


Y lo de la cenita jajaja... puede ser así de puesta, como en la foto... o podéis dejar a un lado los sillones, coger el mantel colocarlo en la arena y ¡¡listo!! descalzos, con un simple pareo a la luz de la luna y a disfrutar:))


Por cier, cielo... no me pasa nada en el blog es que de pronto todo el mundo se ha puesto a soltar cosa bonitas y me ha dado verdadera vergüenza... no he sabido que decir y me he quedado callada... a veces , leer y sonreír es lo único que puedo hacer cuando no sé que decir... pero gracias, también he nadado, aunque de sol poco... aquí nos tiene castigados... me mandas un poquito por favoooor DALT :))


Bueno, a pesar de todo hay que sentirse bien, siempre hay motivos más que suficientes... te dejo ESTO, A VER SI TE TRANSMITE JUSTAMENTE ESA SENSACIÓN:-)



Un beso inmeeenos preciosa y feliz finde.

Daltvila dijo...

Ya te he visto Alba!

Feliz Domingo

Daltvila dijo...

¡Qué bueno María!

A mí siempre me han dicho que parezco una sabia despistada (respecto de lo primero, se nota que no me conocen bien Jajaja....)

Yo también he tenido la gran suerte de ver delfines en el mar, paralelos al barco... Son simpatiquísimos, un AMOR!!!
Siempre dije que mi perra tenía algo de delfín. La misma sonrisa..

Lo que no he hecho todavía en bañarme con ellos... Cuente, cuenta...Debe ser fantástico :)

Gracias por tu música, completamente de velada estival

Besos

Te envío SOL a raudales desde aquí. Ya sabes, cuando quieras, puedes venir:)